Elecciones, postdata

El recuento definitivo de los votos movió un poco el tablero. Parece poca cosa pero no lo es.

Kadima ganó una banca más, lo que les subió el talante. Siendo ellos los que van a formar gobierno, es bueno que estén con mejor onda que el día de las elecciones, cuando se dieron cuenta de que no pasaban los 30 mandatos. Mi pronóstico es que en 4 años no queda nadie en Kadima. Pero lo importante son estos 4 años críticos que se vienen. Y a eso apuesto.

Israel Beitenu perdió una banca. Que es bueno. Shas Perdió otra. Y eso también es bueno. Pero lo malo es que una de ellas las ganó el Likud, con lo que los posiciona en tercer lugar a ambos con 12 bancas. Suponiendo casi con seguridad que Avodá va a formar parte de la coalición con Kadima, eso implica que Netanyahu va a ser el jefe de la oposición.  Si es que no lo echan en su propio partido. Y mi sueño era no tener que verlo seguido por los medios.

La otra banca la ganó Meretz. El partido que más veces voté, aunque esta vez no. Yosi Beilin (ex-Avodá) estaba por entregar su cabeza cuando vieron que bajaron de 6 a 4 bancas (y venían de tener 10 hace dos elecciones atrás). Yo ya estaba festejando porque no lo trago. Pero esa quinta banca parece que le salva el pellejo.

Lo interesante es que si se suman todas las bancas de los partidos de derecha, se llega a nada más que 51 (sobre 120) Eso refleja un clarísimo mensaje de la sociedad israelí con respecto a lo que se quiere para el futuro inmediato.

Más claro, echale agua bendita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s