¿El Mundo Entero?

Los diarios y el público en general como consecuencia, habla de lo que quiere. “El mundo entero está en contra de lo que está haciendo Israel”.

Incluso algunos de mis amigos judíos de Argentina piensan eso. Pero claro: leen la prensa argentina. ¿Qué puedo pretender?

Por suerte hay otros medios que difunden otras cosas que pasan tanto a nivel bélico como a nivel político.

Tal es el caso de Haaretz, el diario que yo compro, que en su versión online cuenta que La Unión Europea -que de sionista no tiene nada- emitió una resolución en la que se abstiene de exigir un cese de fuego inmediato (como habían solicitado algunos países). Los principales impulsores fueron Alemania, Inglaterra y la Rep Checa.
Veanlo aquí.

A cambio pidieron que cesen las hostilidades, sin definir un marco de tiempo y sin emitir un comunicado dedicado a Israel en forma directa.

Si fuese Israel el que estuviese perpetrando una matanza de las magnitudes que la prensa califica, estarían interviniendo las fuerzas de la OTAN como lo hicieron en Kosovo, las fuerzas de La Liga Arabe (con Venezuela incluído!) y demás organismos que hacen mutis por el foro.

Entonces, el mundo entero que está condenando a Israel…¿dónde queda?

Update: cambio de planes. Ahor aparece que los convencieron a los rebeldes y transaron en un

“pedido a Israel y Hezbollah que acuerden un “cese de hostilidades inmediato”

Eso si que es tomar cartas en el asunto!

Por Dios. El que no quiere ver que el mundo mira para el costado porqu eIsrael está haciendo el trabajo sucio que nadie quiere hacer, es un imbécil. Inglaterra y España ya sufrieron atentados terroristas. Los alemanes saben que están en la mira con lso italianos. Nadie hace nada para “parar” a Israel salvo tirar sloganazos.

Mundo de cagones hipócritas.

Anuncios

6 pensamientos en “¿El Mundo Entero?

  1. seven dice:

    En la guerra como en la guerra: Israel se está hundiendo en una atmósfera nacionalista y estridente y la oscuridad está comenzando a cubrir todo. Los frenos que teníamos están fallando, mientras se intensifican la insensibilidad y la ceguera que caracterizaron a la sociedad israelí en los últimos años.

    El frente interno está partido en dos: el norte del país sufre y el centro está tranquilo. Pero ambos han caído presa del tono patriota, la crueldad y la venganza, y las voces del extremismo que caracterizaron los márgenes de ese grupo están expresando lo que sienten. La izquierda una vez más perdió el rumbo, envuelta en el silencio o “reconociendo errores”. Israel está mostrando un rostro nacionalista unido.

    La devastación que estamos provocando en el Líbano no conmueve a nadie aquí, y en gran parte ni siquiera es mostrada a los israelíes. Quien quiera saber a qué se parece Tiro ahora tiene que mirar canales de TV extranjeros. La muerte que estamos causando en Gaza nos conmueve aun menos. La oscuridad de la guerra en el norte de Israel tapa eso también.

    Desde que nos acostumbramos a creer que el castigo colectivo es un arma legítima, no extraña que no haya un debate aquí sobre el cruel castigo infligido al Líbano debido a las acciones de Hezbollah. Si estuvo bien en Nablus, ¿por qué no en Beirut?

    La única crítica que se oye sobre esta guerra es acerca de la táctica. Todos son generales ahora y mayormente impulsan a las llamadas Fuerzas de Defensa Israelíes a intensificar sus acciones. Los comentaristas, ex generales y políticos compiten elevando la apuesta con propuestas cada vez más extremas. Por ejemplo, Yoav Limor, un corresponsal de temas militares de Canal 1, propone una exhibición de cadáveres de miembros de Hezbollah y realizar un desfile con prisioneros en paños menores “para fortalecer la moral del frente interno”.

    No es difícil adivinar qué pensaríamos si un comentarista de un canal de TV árabe dijera algo parecido, pero basta que haya algunas bajas más entre las fuerzas israelíes o algunas tácticas fallidas para que la propuesta de Limor sea puesta en práctica. ¿Existe alguna mejor señal de cómo hemos perdido el sentido y nuestra propia humanidad?

    Sin línea roja

    El patriotismo y la avidez de venganza alzan la cabeza. Si hace dos semanas sólo lunáticos hablaban de “barrer con toda población desde la que se dispare un cohete Katyusha”, ahora un veterano oficial del ejército israelí habla de esa forma en los títulos principales de Yedioth Aharonot. Tal vez las poblaciones libanesas no hayan sido barridas aún, pero hace tiempo que hemos barrido nuestras propias líneas rojas.

    Haim Avraham, un padre cuyo hijo fue secuestrado y asesinado por Hezbollah en 2000, dispara un proyectil hacia el Líbano. Dice que es para vengar a su hijo, cuya fotografía pegada al obús es una de las imágenes más deshonrosas de esta guerra. Y es sólo la primera. También hay fotos de jovencitas que escribían consignas en los obuses de las fuerzas de artillería israelíes.

    Maariv llena sus páginas con lemas patriotas que recuerdan a maquinarias de propaganda particularmente inferiores, como “Israel es poderoso”, mientras que un comentarista de TV insta a bombardear un canal de televisión.

    El Líbano, que jamás combatió a Israel y tiene 40 diarios, 42 universidades y cientos de bancos, es destruido por nuestros aviones y fuego de artillería y nadie tiene en cuenta el profundo odio que estamos sembrando. Para la opinión pública internacional, Israel se ha convertido en un monstruo, y eso aún no ha sido calculado en la columna del débito de esta guerra. Israel se ha manchado, y se trata de una mancha moral que no podrá ser ni fácil ni rápidamente limpiada. No queremos verla. La gente quiere la victoria, aunque nadie sepa lo que es eso ni cuál será su precio.

    La izquierda sionista también fue llevada a una función intrascendente. Como en cada prueba difícil del pasado, esta vez también la izquierda fracasó precisamente cuando su voz era tan necesaria como contrapeso de la estridencia de los tambores de guerra. ¿Para qué tener una izquierda si en cada verdadera prueba se suma al coro nacionalista? Sólo la extrema izquierda trata de hacer oír su voz, pero es una voz que nadie escucha. Mucho antes de que se resuelva esta guerra, ya se puede inferir que su costo cada vez mayor incluirá el apagón moral que nos cubre a todos, amenazando nuestra existencia y prestigio no menos que los misiles de Hezbollah.

    Esta nota es de Gideon Levy, un periodista israelí del diario Haaretz, que fue vocero del ex premier israelí Shimon Peres.Me gustaríasaber tu opinión sobre ésta nota.
    Para mi la visión de Levy sobre la sociedad israelí es muy negativa y muy distinta a la tuya.

  2. Josi dice:

    seven, tres cosas:
    1) por el IP y el e-mail falso con que comentaste, intuyo quien sos, pero la dejo pasar por el leve beneficio de la duda. Es feo poner un mail falso. Acá todos damos la carucha. O al menos un mail.

    2) cuando comentes tan largo, podes poner el link asi no queda tan largo y poco comodo. Es mas, te lo pediría para credibilidad de lo que se dice.

    3) no veo que yo haya dicho algo diferente sobre la sociedad israelí. Nadie está feliz con esta guerra, pero a nadie le gusta que los cohetes caigan en su casa (a vos sí?) Es por eso que la opinión publica se endurece cuando ve que el ataque israeli por muy cruel que sea, no logra finalizar la amenaza sobre sus vidas que se ven obligadas a una rutina que nadie quiere.
    Creo que si vos estás frente a una barrera que no te deja salir de un sotano sin ventanas, le pegas una patada y si no se rompe, le pegas una mas fuerte.
    Cuanto soportarías cohetes sobre tu casa y vos encerrado en un refugio sin hacer nada?

    Repito: no encuentro en qué se contradice con lo que cuento desde acá.

  3. Javier dice:

    Lo unico que veo es que la mayoria de los gobiernos manifiestan su consternacion por la perdida de vidas civiles y el llamado a un cese de hostilidades, No una condena a Israel ( Todos usan la misma formula)
    Salvo en los siguientes casos:

    Iran, Siria y Venezuela (todavia no escuche nada de Korea del Norte): Motivos obvios.

    Paises arabes “moderados”: Le tienen mas miedo a Hizbollah que a Israel, pero tienen que mantener al populacho contento porque si no van a haber revueltas populares.

    Francia: No quieren que Paris arda nuevamente a manos de los muchachitos musulmanes como en Noviembre del 2005.

    España: Con el gobierno de Zapatero y Morantinos ( el padrino de Hamas) que se puede esperar?

    Naciones Unidas: Kofi Annan hizo plata con el oil for food program. De Israel no hay plata para exprimir, pero de ciertos productores de petroleo…

  4. Javier dice:

    Pregunta:
    Los Libaneses dicen que 57 personas murieron en Qana.
    La Cruz Roja dice que solamente ha publicado que solamente se han recuperado 28 cadaveres.
    Otra vez la prensa internacional se comio una “masacre a la Jenin”?

    Filosofos que insultan y cambian su nombre como ropa interior y dan emails falsos, abstenerse de contestar.

  5. Iair dice:

    Javier,
    yo creo que este asunto tiene mar de fondo. Y si bien creo que no aporta demasiado explicar esto, lo voy a seguir afirmando:

    Todo el asunto de la opinion pública eternamete desfavorable a Israel, y de lo bueno que está darle con un palo a la “maquinaria sionista” (?), no tiene que ver con el hecho de que le agreguen un par de numeritos a las victimas de qana. Todo aporta, claro. Pero va mucho más alla.

    La judeofobia, a lo largo de toda la historia, se disfrazo de muchas cosas. Hoy, se disfraza de anti-sionismo. Hoy se disfraza de “contra” del unico pais que tiene intenciones de ser una democracia seria en oriente medio. El unico pais que lo que busca es que sus ciudadanos puedan vivir una vida NORMAL, algo que no suena nada descabellado en otros paises de otras latitudes.

    Pero para Israel, eso es darse un lujo, practicamente. A los ojos de todos: de los paises vecinos y de la opinión publica.

    Y, lamentablemente, hasta que ese velo que le tapa la vista muchos no se caiga, las cosas no van a cambiar demasiado. Hoy es Hezbolla, mañana puede ser siria, iran, o hasta quiza se nos anima egipto de vuelta.

    Pero yo no puedo evitar ver nada mas que disfraces por todos lados.

  6. Javier dice:

    Iair,
    Coincido 100% con tu post.

Los comentarios están cerrados.