Disco Rayado

Hoy en día la gente habla mucho sin saber. No los culpo (del todo) ya que en 1948 eran muy chiquitos, y encima vivían en países como Argentina, que tiene una alta cuota de antisemitismo intrínseco. (Además de mucha recepción de criminales nazis en zonas como Córdoba y Bariloche).

Entonces no tienen en cuenta cómo empezó el conflicto con los palestinos. Yo puedo esforzarme en contarlo una y otra vez (ver categoría Historia en este blog), pero pueden dudar de mi objetividad y no los culpo.

Entonces recurro a la simple tarea de chequear en el diario lo que ayer a la noche yo mismo vi por televisión: Nasrallah, el lider de Hezbolláh, pidiéndole a todos los árabes (de nacionalidad israelí) que abandonden Haifa para que su agrupación pueda tirar libremente misiles que asesinen a los judíos de dicha ciudad.

La misma historia que en 1948 cuando 5 países quisieron evitar que exista un Estado judío en donde hoy está Israel. Pidieron a los árabes de la zona que se retirasen por unos días para poder borrar del mapa al enemigo judío, y después volver tranquilos a casa. El plan les salió mal, perdieron la guerra, y muchos de los que se fueron de sus casas, no pudieron ya volver. Quedaron varados en países vecinos (los mismos países que les pidieron que se corran a un costado) (y los mismos países que jamás los acogieron como ciudadanos y los transformaron en refugiados para uso de campaña de desprestigio de Israel). Esos que se corrieron en 1948, con el tiempo y sucesivos abandonos de los vecinos, dieron en llamarse “palestinos”.

Hoy estamos frente a un llamamiento similar. Pueden chequearlo ustedes mismos para que sus hijos no sean lo ignorantes que les tocó ser a ustedes, si es que no conocen la historia. Haganlo por el bien de las generaciones venideras.

PERO… el único cambio es que los árabes de Haifa SÍ aprendieron la lección, y declararon que no se van a ir de la ciudad porque no quieren transformarse en refugiados.

Bien por ellos, que no se comen el caramelito dos veces. Y vos, ¿te lo comés o no? Decidite ahora, antes de que el diario sea viejo.

Anuncios