Todavía Nos Queda la Gente Común

En este artículo de La Nación, se pueden leer algunas opiniones de libaneses en las Universidades, sobre lo que pasó y -por sobre todas las cosas- sobre lo que creen que va a pasar.

Extractos:

“Si quiere, Nasrallah puede ser el próximo presidente, puede ser lo que se le ocurra. (…) Pero no creo que se meta en política: es demasiado poco para él”, dicen los jóvenes en la cafetería de la American University, el centro educativo privado más reconocido del país.

Allí hay disputas por ver quién tiene más fotos del clérigo de la serenidad pasmosa. “¿No te parece sexy?”, comenta Rina, de 24 años, trilingüe y próxima a graduarse en economía financiera. En su celular tiene almacenadas 17 imágenes [de Nasrallah].

Opiniones y partidos políticos que se generan en la Universidad, se sabe, siempre fueron tan acertados como los penales del Cuchu Cambiasso. Me recuerdan a los Montoneros. Menos mal que todavía queda gente común.

Anuncios