El Discurso Palestino

Voy a tratar de explicar algo que me da vergüenza ajena.

En los territorios palestinos las elecciones las ganó hace menos de un año el partido Hamás. Puedo decir al paso que las últimas encuestas dicen que si hubiese elecciones hoy, tendrían solamente el 18% frente al 37% de Fataj, que es el partido opositor (el mismo partido de Abu Mazen, presidente, y que otrora presidiera Arafat). La razón de este vuelco de la opinión pública en tan poco tiempo, quiero creer que es un despertar de los palestinos que se dan cuenta de que desde enero, lo más notorio que logró Hamás es traer de vuelta al ejército israelí a la franja de Gaza, de la cual se había retirado solito en Setiembre de 2005.

Entonces, viendo que la calle les empieza a dar la espalda, intentan armar un gobierno de coalición con Fataj, para lograr un concenso más amplio en la población. Les recuerdo que el Primer Ministro es Haynie, de Hamás, y el Presidente es Abu Mazen, de Fataj.

Leyendo en Haaretz el fin de semana (no puedo linkear porque lo leí en el diario de papel, pero debe estar en linea seguro) una nota al asesor del gobierno palestino, no pude menos que tirar la toalla.

El señor, que no es un vendedor de fruta del mercado de Ramallah sino el asesor del gobierno, decía que Hamás no va a reconocer al Estado de Israel, (y agarrate que ahí viene la razón por la cual no lo hace) porque eso sería aceptar que durante años tuvieron la posición equivocada, y que Fataj tuvo la razón al establecer un reconocimiento mutuo con Israel en los acuerdos de Oslo. Esto no solamente implica lo que queda dicho, sino que ningún acuerdo firmado por sus antecesores del partido de Arafat será respetado ya que fueron acordados con un estado que para ellos, no existe.

Y si con todo esto todavía no te indigestaste, quiero que pienses qué sería de la suerte de los palestinos si los gobiernos israelíes actuasen como ellos. Israel (digamos) admitió como un error haberse quedado desde 1982 hasta el 2000 en el sur del Líbano. Y se retiró en forma unilaterar. No admitir un error histórico y actuar en consecuencia implicaría no devolver el sur del Líbano nunca jamás. Establecer colonias en territorios en disputa como Cisjordania y Gaza es admitido hoy en día como un error para gran parte de la población israelí. No querer reconocerlo como un error implicaría no salir nunca de esos territorios y no darles jamás la posibilidad de independizarse.

Y para rematar el discurso tan sincero como desopilado, el asesor del gobierno palestino dice que el futuro que el ve para la zona es que los israelíes terminarán viviendo bajo el gobierno de un país árabe y listo el pollo. Bueno, lo del pollo no lo dijo, pero la verdad es que pegaba mucho más decirlo, como para que nos riamos con más ganas. Porque escuchar decir de una fuerza armada como Hamás, que lucha contra la “fuerza conquistadora” de Israel, que tarde o temprano las tierras de Israel van a ser conquistadas por un estado árabe futuro, es sencillamente un sketch para los programas de Sofovich.

Declaraciones como estas te hacen simplemente perder las esperanzas y justificar que el único camino para garantizar la paz y tranquilidad de los israelíes, es hacer lo que mejor les convenga a los israelíes: terminar el muro, cerrar la tranquera, vos allá, yo acá, y cuando te calmes mandame un mail y lo charlamos.

Lamentable, pero no se ve otra salida.

Anuncios

Un pensamiento en “El Discurso Palestino

  1. […] Josi sobre la postura de Hamas, tambien descubre que los arabes tienen La Maquina del tiempo, para hacer retroceder todas las posiblidades de paz. […]

Los comentarios están cerrados.