Más Sobre Los Aviones a Siria

Creo que ya debería ser hora de llamar la saga “ataque a Siria” y no “aviones” ya que de turístico no tuvo nada el viaje.Todos los días sale en algún diario extranjero un pedacito más de información sobre lo acontecido.

Aparentemente -siempre va a ser así, no creo que nadie lo confirme- Siria recibió material de Corea del Norte, fuerzas terroestres israelíes penetraron, consiguieron muestras que lo probaban, y EEUU -¿el papá del mundo?- dio la luz verde para el operativo en el cual los depósitos en los cuales se encontraban esas cabezas de misiles fueron destrozados.

Lo interesante del análisis que hace Gustavo Sierra en Clarín (del cual me entero via el incansable rejunte) es lo siguiente:

…a la planta de fertilizantes habría llegado el día anterior un cargamento de cabezas nucleares desde Corea del Norte. A partir de ahí las versiones se diversifican. Una dice que eran cargas para los misiles Scud-C sirios. Otra, que eran materiales para Irán. Y una tercera que se trata de bombas que envió el régimen de Kim Jong Il para ocultarlas después de haber firmado el acuerdo de desnuclearización con Washington.

La interesante de esas tres opciones, claro, es la tercera, que fue una de las especulaciones que corrieron cuando Bush y sus amigos no lograron encontrar las armas de destrucción masiva que había (¿había?) en Irak. Es que dieron la fecha del ataque, todos sabíamos a qué hora había que hacer cada cosa, incluyendo a los iraquíes, que también leen el diario y miran CNN. Si ellos supieron esconder en Siria sus chanchullos, nadie lo verificó. No es nuevo que EEUU no le tiene simpatía a Siria (¿alguien sí?) y quizás fue por no haber podido meterse a hurgar en su territorio. Ya era mucho bardo para justificar frente a la prensa.
Hoy, y a la luz de lo acontecido (¡qué frase!), creo que en vez de hacerlo en secretito y usando potenciales como “siria habría recibido…” “Siria tendría…” y demás, tienen que mostrarlo al mundo entero para que se den cuenta que no solo en el mundo de la música y en el fútbol está todo comprado. Acá hay Coreanos, Iraníes y mucha gente que miente y que se prepara para la marosca final, y que no tienen carpa siquiera a la hora de mentir.

Este caso es un ejemplo, y no hay que dejarlo pasar, porque no todos los días se cuenta con los huevos de la fuerza aérea israelí.
Vamos, cópense.

Anuncios