La Policía de IsrReal

Yendo a pasear un sábado, siguiendo el recorrido propuesto por uno de los incontables libros de paseos por el país, llegamos a un cruce de rutas y un patrullero nos paró.

Siendo otoño, teniendo las luces prendidas, todos los papeles al día y conmigo, habíendo puesto luz de giro, estado afeitado y peinado, estaba seguro de ir a un simple control.

Para mi sorpresa el cana me dijo que la ruta por la cual venía no era segura (no porque hubiese vecinos hostiles sino a nivel construcción del camino etc) y que estaba prohibido usarla. Le mostramos inocentemente el libro, le dijimos que no vimos ninguna obstrucción ni nada y pusimos cara de feliz cumpleaños.

El cana miró hacia adentro del coche, pidió registro, abrió la puerta de atrás y verificó que los grossitos estaban correctamente cinturoneados y dijo que nos daba advertencia solamente y que nada más. Y se despidió con un “muy buen!” (sic) (el acento nos sigue vendiendo 10 años después).

Con la plata que hubiésemos gastado en coima en argentina fuimos los 4 a almorzar.

Buen provecho, y muchas gracias.

Anuncios

Un pensamiento en “La Policía de IsrReal

  1. esteban dice:

    lo que vos no sabes es que en argentina reina COIMAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s