Corriéndose al Interior

Se aprobó en primer término una ley que se viene aquí en Israel: aquellas personas que suban a un colectivo y les toque viajar paradas, pagarán la mitad del boleto.

Me recuerda tardes de ir colgado en el 36 y escuchar al chofer pidiendo que saquen boleto, y a la gente diciendo “voy colgado medio cuerpo afuera, ¡dame medio boleto!”

Una idea genial.

Anuncios

4 pensamientos en “Corriéndose al Interior

  1. Jona dice:

    Josi, este comentario no es respecto a este artículo.

    El hecho que la canciller alemana haya hablado frente a la Knesset, y en alemán encima, me hace pensar que estamos dando un ejemplo. Permitir eso, sin olvidar lo ocurrido, es una muestra que un pasado negro no es impedimento para un presente y un futuro satisfactorio.

    Imagino que este hecho merece algun artículo en tu blog.

    Saludos
    Jona

  2. Josi dice:

    si, lo pensé, pero no daba paramcuho. Pero como me debo a mi público, lo voy a escribir. Eso sí, no esperes que mi opinión sea tan imayin ol de pipol (?)

  3. Tornes dice:

    Si baja un pasajero dejando libre su asiento, ¿se deberá pagar la otra mitad antes de ocuparlo? O a la inversa, si se cede el asiento a un anciano, ¿corresponde la devoluciòn?
    Pero está bien, es una medida en apoyo a los pasajeros/as.

  4. Batman dice:

    ¡Entonces los asientos van a estar vacíos y el pasillo lleno de gente parada! (Cuac)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s