Post con dos propósitos

El primero es mostrar esta nota de clarín, que -cuando no- no solamente declara que el ataque israelí fue el que mató a la familia palestina (cuando la investigación demostró que dos terroristas estaban disparando cohetes desde la puerta de la casa de esa gente y que cuando se les devolvió el fuego, la carga explosiva que llevaba uno de ellos fue la que derrumbó la casa y los mató) sino que usa la ya exageradísima y tendenciosa redacción anti israelí al punto de escribir como lo haría un nene de la primaria, diciendo “cuatro HERMANITOS“. Claro, así se despierta la empatía SIN QUE NADIE SE DE CUENTA!

El segundo propósito es avisarle al lector más fiel y anónimo que tiene este blog que he pasado a sacar la basura en el dashboard de wordprerss y me encontré con 10 comentarios suyos eficientemente filtrados que han sido retenidos por portación de nulidad. Lo gracioso es que no se da cuenta de que sus comentarios no son publicados y lejos de darme risa me da penita. No los leí, claro, pero el último se refería a la nota de clarín que comenta este episodio lamentable y como homenaje escribí elpost que me pidió. Tampoco hay que ser tan malo con los lectores fieles que hicieron de este blog un referente en la “hasbará” israelí.

Anuncios

Memoria

No se pongan mal. No es que me la tire contra Argentina. Es que cuando uno se va de un país es porque algunas cosas le molestan. Y trata de irse a algún país que sin ser perfecto, al menos las cosas que a uno le molestan, sean diferentes.

Pero al margen de eso, cuando uno ve cosas que funcionan mejor, se pregunta por qué es tan difícil que eso funcione en Argentina. Y el tema de hoy es delicado.

En la Pascua judía (vamos, todavía no saben que se llama Pesaj? aprendieron que Beijin en Pekín y esta todavía no se la saben?) hay una tradición que consiste en leer la historia de la salida de Egipto al mando de Moisés, allá por los orígenes de los pueblos. Lo que se suele decir es “en cada generación cada persona debe ver a sí misma como si ella hubiera salido de Egipto”. Y esta tradición tiene miles de años ya.

Pero en Argentina -los que me siguen(?) saben cuánto despotriqué contra eso- implementaron un “feriado” el 24 de marzo para cONMEMORAR el nefasto día en que el ejército decidió hacerse cargo del gobierno por la fuerza en 1976. En teoría la conmemoración es importante. Pero si el feriado lo pasas a jueves y los pibes de 15 años dicen “se festeja el Golpe”, entonces la cosa pierde un poco la esencia. Pero fundamentalmente, lo que pierde la esencia es el espíritu dle país, que anota otra ficha más en su ánimo autodestructivo, en no cuidar sus próximas generaciones, en no vacunarse contra la rabia de los insistentes y repetitivos golpes militares que no dejaron de azotar al país por décadas.

¿Tan difícil era ponerle un poco de inteligencia a la forma de conmemorar el golpe? A nadie se le ocurrió que ese día en todos los colegios del país en lugar de irse de picnic se proyecten películas sobre esa época nefasta? ¿Quién toma ese tipo de decisiones tan desacertadas? ¿La competencia?