Se Viene Netaniahu… ¿y se va?

Bibi sigue desesperado tratando de conquistar a Livni y a Barak. No porque sus ideas sean acordes. Si lo pensás bien, después de haber dicho en la campaña electoral que Livni quiere entregar Jerusalem del Este y después de haber dicho que Barak quiere dividir Jerusalem, ¿cómo se entiende que ahora pretenda gobernar bajo lineas de ideología tan diferentes? I mean… cuando se debata el tema jerusalem, ¿cómo piensa conciliar posiciones tan diametralmente opuestas? (ok, siempre puede traicionar a sus votantes como lo hizo en el 96 al entregar Hebron, razón por la cual la derecha casi lo cuelga, pero la memoria es corta en la gente que no piensa).
Entonces, veamos: Bibi se proclama ganador y a cuatro voces grita que el electorado votó hacia la derecha. Pero en vez de formar coalición con sus famosos 65 mandatos, va y busca desesperado a los de la izquierda!
¿Bibi conciliador de ideas? ¿desde cuándo? ¿quién se come el sapo de la unidad nacional? Bibi sabe lo que dije el otro día: si hace coalición con los religiosos va a durar menos que un pedo en una canasta. Menos quizás que la vez pasada.
Al fin de cuentas, con todos los kilombos que tuvo Olmert (dos guerras, investigaciones por corrupción, etc), la coalición de Kadima con Avodá ni siquiera tambaleó en estos casi 3 años.
Espero que ahora cada vez que lean el slogan ‘unidad nacional’ sepan qué es lo que realmente significa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s