Gilad shalit

No tengo muchas ganas de escribir peero quiero decir dos cositas que pensé respecto a Gilad Shalit, el soldado secuestrado hace ya un par de años por Hamás en la franja de Gaza.

Primero, que no creía que Gilad iba a volver con vida alguna vez a Israel, principalmente (y lo dije acá) porque Hamás evidentemente ya no tenía poder sobre él y lo manejaban fuerzas superiores. Pero quizás esas fuerzas (Egipto?) ya no existen al haber caído Mubarak, y la cosa cambió.

Dicen que es un mal precedente cambiar un soldado secuestrado por 500 presos, porque entonces los palestinos van a empezar a secuestrar a troche y moche para aplicar el famoso canto peronista “500 por 1, no va a quedar ninguno”. Pero a la vez, la otra cara de la moneda puede ser que Israel empiece a detener palestinos a troche y moche; perejiles por doquier, para tener a quién liberar cuando secuestren a un soldado.
Es decir: hecha la ley(?) hecha la trampa. Y todo envuelto en un hediondo olor a mierda en el que todos terminamos sumergidos. Y en el medio quedan los familiares de aquellas víctimas de los que hoy son liberados de la cárcel, luego de haberles prometido que iban a pudrirse en las celdas para todo el resto de sus vidas.
Mucho dolor alrededor. Una familia recupera su hijo vivo, y muchas reviven la muerte de los suyos.
Mundo de mierda, no?

Racismo Rentable

Un colectivero de esos que no faltan nunca, le dijo a una chica de color(?) en Rishon Letzion “los negros tienen que volver a Etiopía”. La piba le hizo juicio y ahora el chofer le tiene que pagar 60 mil shekel (algo así como 15 mil dólares).

¡Qué ganas me dan de hacerme un viajecito relámpago a Buenos Aires y hacerme unos buenos mangos!