Analisis del Por Qué del Ataque Palestino y de Pilar de Defensa

Lo que voy a decir es una boludez. Pero ojo. Lo digo porque quizás (y no me sorprendería) en 4 años vengo a decirte “¿viste? no era una boludez”. Acá puede pasar de todo. Y la información que manejamos los mortales que andamos por la calle, no llega ni a la décima parte de la verdad posta.

Acá empieza la boludez. Fijate: hablando con un amigo que la tiene clara en el tema por haber estado mucho tiempo en el ejército, me dijo que los explosivos tienen “fecha de vencimiento”. No es un plato de acero hierro que dentro de 50 años va a seguir siendo un plato de hierro. Los explosivos pierden con el tiempo su capacidad de explotar, o de producir el efecto que producen. Partiendo de ese hecho y del hecho de saber que ambos bandos tienen depósitos de cohetes listos para cualquier conflicto, no es TAN loco pensar que al Hamás (que le cuesta un huevo contrabandear todos los armamentos que meten desde Egipto) no van a tirar 4 toneladas de misiles a la basura solo porque no tuvieron una buena excusa para usarlos y se les vencieron. No señor. Es como cuando te sobran fideos de anoche: los gratinás y los comés al día siguiente, pero no los tirás.

Esta mini guerra que ya lleva más de una semana, pudo ser la excusa perfecta para “sacar provecho” a unos 2000 misiles que se vencen el 31(?)

Y sabés por qué? Porque hace rato que la cosa estaba tranquila. Y todos sabemos, hasta los mismísimos palestinos, que con una ráfaga de cohetes en una semana no van a lograr… lo que sea que quieran estar logrando. Porque ese es otro tema: ¿qué carajo quieren los palestinos de Gaza? Hago un paréntesis para los que no siguen de cerca el tema: Los palestinos viven en dos lugares desconectados físicamente entre sí: Gaza y Cisjordania. Y son tan organizados que en Cisjordania gobierna el partido de Abu Mazen, y en Gaza gobierna el extremismo de Hamás. No les alcanza con No-ser un país, que actúan como si (no) fuesen dos. Y los más gracioso(?) es que si dijeses que en Cisjordania (territorio del cual no salió ni un solo misil) están tranquilos porque ya tienen su independencia, y que en Gaza reaccionan así porque quieren expulsar al invasor israelí, todavía. Pero es justamente al reves! En Gaza Israel ya se retiró hace como 5 años, y en Cisjordania todavía no.

Entonces… Hamás, que ya tiene un mini país libre de presencia israelí, tiene un vecino árabe como Egipto y la histórica oportunidad de probarle al mundo que tanta guerra fue para conseguir un país y que cuando lo tuviesen empezarían a construir un país serio, pacífico, prolífico como… no sé… Belice(?), en vez de hacer eso, va y se organiza para seguir avanzando en los bombardeos y llegar cada vez más lejos, atacando civiles a ciegas (nunca tienen idea de donde caen los cohetes, que en su mayoría caen en cualquier descampado), provocando la reacción siempre desproporcionada del ejército israelí y volcando la opinión pública israelí en su contra, y generando más odio, y logrando que lentamente aquellos que eran de izquierda se corran hacia el centro y aquellos moderados del centro pierdan la paciencia y empiecen a gritar “mátenlos a todos de una vez”.

No hay otra explicación. Y más cuando curiosamente se acercan elecciones. Hamás quiere guerra. Se aburren y quieren su guerra santa en la que están obligados a matar a todo aquel que no abrace la fé musulmana. Es una religión que atrasa. Así como los católicos quemaban vivos a los que no profesaban su fe en 1492, hace 500 años. El Islam tiene que evolucionar y a nosotros nos toca la difícil tarea de sobrevivir en su vecindario mientras pasan los 500 años rigurosos en los que las religiones entienden (por las buenas o por las malas) que no se puede ser el dueño de la verdad.

Ahora que se les acabaron los cohetes y que Israel les derrumbó 1500 túneles y centros de activismo terrorista, vuelven a empezar. Primero el silencio por unos cuantos meses, mientras empiezan a construir cohetes que con seguridad serán disparados en el próximo conflicto, cuando la etiqueta de “best use before: 31-Dec-2015”. Así que vayan preparándose para esa fecha.

Misiles en Tel Aviv y Jerusalem

Cayeron misiles (raquetas las llaman acá) en Tel Aviv. Cayó uno en Jerusalem. La ciudad que los palestinos dicen pretender por ser la más sagrada de su religión, fue bombardeada asquerosamente. Y con eso creo que casi digo todo. Pero hay que ser muy caradura para bombardear a ciegas, cayendo sobre civiles en forma totalmente indiscriminada y que el mundo entero mire para el costado.

El mundo entero sigue haciéndose eco de los pobres palestinos, pero cuando traen una mala nota del colegio, se la hacen firmar a un tío.

Al caer el primer misil en Tel Aviv, a un par de horas de festejar un cumpleaños, nos planteábamos si suspenderlo o no. La gente estaba con cagazo, obvio, porque a diferencia de los que contaba el el post anterior en Ashdod, que ya están acostumbrados(?), en Tel Aviv es la primera vez que sienten algo así. Y -por si no lo sabían- el terrorismo no busca ganar una guerra matando a todos. Eso está claro. Con esos misiles que hacen un agujero de 10 metros de diametro, lo quebuscan es paralizarte, es que tengas miedo, es interrumpir tu vida, es lograr que quieras “irte a la mierda de ahí” como si tuvieses un vecino que toca la batería a las 3 de la mañana. Entonces el dilema es “suspendemos el cumpleaños o no?” Por un lado no querés que te caiga un cohete en la cabeza. Pero por el otro, si los palestinos ven que la gente se paraliza y que Tel Aviv está desierto al primer cohete, van a entender que ese es el camino. Y van a seguir. Es como cuando tenés un compañero de grado al que apodan “gordo” y se enoja. Mientras más se enoje, más se lo van a seguir diciendo. Pero cuando el gordo (perdón, el rellenito) haga caso a lo que le dicen sus padres y no les de más bola, y se mastique la bronca solito, entonces los otros van a tener que buscarse otra diversión. Lo van a dejar de llamar gordo. No se si se harán amigos, pero al menos ESO lo van a dejar de hacer. Esto es lo mismo: si vos hacés la vida normal, entonces no van a seguir. Te lo garantizo. Van a buscar otro método de terror (y conociéndolos, no va a ser una alegría, porque puede ser secuestrar soldados, o judíos en el exterior, o envenenar los pozos de agua).

Pero suspendimos el cumpleaños. Porque si algo nos diferencia de los palestinos que son capaces de ponerse un explosivo en el cinturón, es que nosotros le damos valor a la vida que nos fue otorgada. Y lamentablemente, mientras el consorcio no intevenga, el vecino va a seguir tocándonos la batería todas las noches a las 3 de la mañana.

 

Rutina

Parece increíble cuando un amigo argentino (porque de un israelí nativo se podría esperar más fácilmente) que te diga que ya se acostumbró a las sirenas, a correr en calzones al refugio y a ver este tipo de cosas en una ciudad como Ashdod.