No Hay Falafel Que Les Venga Bien

En los blogs pro-palestinos me bloquean los comentarios cuando intento dialogar de verdad, exponiendo mi punto de vista. Lo hago no para convencer a nadie sino porque estoy completamente convencido que, como en la vida misma, nada es blanco o negro. Y si yo veo las cosas de determinada manera, solo escuchando al que las ve completamente al revés, podré entender qué tan gris es la verdad, que está en un lugar en el medio. Más para allá, más para acá. Pero al menos entenderé la otra posición de manera más cabal. Yo no tengo problema en reconocer errores en el lado israelí. De hecho lo hago todo el tiempo. Pero no he visto ni un blog que haga autocritica palestina. Si lo hay, por favor tiren un link.

Claro que cuando dejo un comentario en esos blogs, (que tienen el sistema de aprobar los comentarios antes de que se vean públicamente -eso en mi blog no existe y es una prueba más de lo democrático que es este blog-) no me lo aprueban o directamente bloquean mi usuario para que no pueda comentar.

Volviendo al conflicto de Gaza de este verano que se termina en estos días, ya todos se olvidaron de lo que pasó y empiezan a pensar en el Mundial, en la Libertadores, o en la muerte de Cerati. Ah como… ya se olvidaron y ahora piensan en la muerte de Cafiero? Ni morirse sirve. Los muertos pasan de largo. En fin… decía, que volviendo al conflicto, ahora a Gaza le queda afrontar los desastres que quedaron en la franja, como consecuencia de la guerra que allí se llevó a cabo.

Los miles de muertos y la destrucción de infraestructuras. Ellos sabrán si esas muertes les valieron lo que consiguieron a cambio. Yo se que a Israel nada de eso (ni las 71 muertes de su lado ni las muertes que infringió) le sirvieron de nada. Si hubiese querido que le sirva, tendría que haber hecho todo lo que hizo en una semana en vez de en dos meses. Para que el mensaje sea: por la fuerza, conmigo, no. Vení a sentarte a negociar. Ofreceme garantías y hablamos. Pero por la fuerza no. Casi como intento hacer con mi ex- esposa. Pero ninguno de los dos entiende y así estamos. Lamentablemente.

No hay falafel que les venga bien. Estuve fino, ¿no? Es que los palestinos pidieron dinero para reconstruir la Franja. Pidieron 4 mil millones de dólares. Menuda cifra. Recibieron 5400. Mucho más de lo que pidieron. Seguro que con lo que les sobra van a poder reconstruir los túneles. O quién sabe si para la próxima guerra estarán ya construyendo drones o algo más cool.

Y lo más interesante, y una constante en la blogósfera palestina, como decía antes, es la falta de honestidad consigo mismo. Cuando TODO lo que pasa es culpa del “enemigo sionista”, entonces es porque no te hacés cargo de nada.

Fijate este print de un sitio llamado “electronic Intifada” que fue traducido y republicado cientos de veces más. Dicen que a pesar de haber llegado esa ayuda, el VERDADERO beneficiario de esa plata es Israel. O sea… macho, media pila. Si no querés beneficiar a Israel, entonces ¿por qué no le decís a la comunidad europea y a EEUU que no manden nada? Deciles “no, no quiwero que se beneficie Israel, no manden plata!” Quiero verlo. Ya me da risa, es casi incomentable, pero cuando pensé en la frase “no hay falafel que les venga bien”, no me puse resistir a la idea de escribirla. Sepan ustedes disculpar. Pueden seguir con sus vidas normalmente. Entremos a la página de Crónica que me parece que se murió Tina Turner. Y dale que va…

 

beneficiario Gaza

Anuncios