Alemania, La Tenés Adentro

Yo no estoy obsesionado con Alemania, son ellos los que están obsesionados conmigo. Y tampoco me cruzo con estas noticias en la página del Centro Wisenthal. Lo leí en un diario cualquiera.

Uno se come el chamuyo alemán de que todos se avergüenzan de lo que hizo el nazismo, pero cuando fueron a construir ese estadio en Hamburgo, no me digas que no vieron esa gigantesca svástica de hierro que decidieron dejar enterrada debajo del pasto donde las nuevas generaciones se iban a recrear.

Cuando uno lleva la esencia bien adentro, tarde o temprano se te nota la hilacha.

Anuncios