“El Mundo No Hace Nada”

Uno creció escuchando el reclamo de los judíos sobre la inacción de todo el mundo mientras se exterminaba a los judíos en Alemania Nazi. No solo eso. También uno creció escuchando uno tras otros los pedidos de perdón, arrepentimiento y hasta indemnizaciones de países, instituciones, personajes y organismos, que reconocen no haber hecho nada para evitarlo.
Durante décadas. 70 años. Escuchamos decir a todos “Nunca Más”. Y para decir tan sueltos de cuerpo que algo no va a ocurrir “Nunca Más”, se supone que tenés que pensar qué vas a hacer la próxima vez. Si te caíste por no atarte los cordones, te los atás.

Israel hizo algo: creó uno de los ejércitos más poderosos del mundo, y ante los incesantes intentos de los países árabes por exterminarlo una y otra vez, mostró los dientes y dejó claro que “Nunca Más”.

¿Y el mundo qué hizo? Ahora tiene la oportunidad en Alepo. Alepo, en Siria, es de donde emigraron mis abuelos maternos y mi tío Nathan allá al principio del siglo pasado. Y entre diferentes grupos armados, oficiales, terroristas, subversivos, independientes, están matando a todo lo que se mueva. Y el mundo no hace nada. Nosotros no hacemos nada. Vos compartís un videito en Facebook, yo escribo un post, y mi vecino dice “Qué barbaridad”. Pero nadie hace nada. Los Gobiernos no hacen nada. Y mueren por día cientos de personas.

Entonces dejémonos de joder y asumamos la triste realidad: no vamos a hacer nada. Solamente cuando le convenga a alguien (que no somos vos y yo) por cuestiones políticas y económicas, algún país va a hacer algo, como lo hizo la alianza de occidente con EEUU a la cabeza en Irak.

Ya pueden ir preparando los discursos de disculpa y los montos de indemnización a los pobres sobrevivientes de Alepo que durante los próximos 70 años van a ir escuchando uno a uno a todos los mencionados antes pidiendo disculpas.

No nos engañemos más. El mundo apesta y por más que ahora tenemos internet y nos enteramos de todo lo que pasa con lujo de detalles y no deberíamos tener excusas, nadie hace nada.

¿Qué podemos hacer? me preguntaron el otro día. Y si realmente nos escandalizase como decimos, deberíamos parar el país. Es el único arma que los civiles tenemos para forzar al gobierno a hacer ALGO. No podés dejar de comer queso blanco porque a nadie le importa. Pero si son los motivos económicos los que mueven al mundo, entonces toquémosles el bolsillo. OBLIGUEMOS a los políticos a tomar partido ACTIVO y hacer algo REAL que detenga la masacre. Como sea. Pero que hagan ALGO.

¿Se animaría el mundo a algo así? ¿Ustedes que piensan? Todos apagan la luz durante una hora en el día de la Tierra y después todo sigue como si nada. Pero acá se está muriendo gente. Mañana te puede tocar a vos eh. Supongo que no negás esa posibilidad. Entonces… ¿qué hacemos?

 

No Encanutes La Paz!

Se hizo una manifestación en la que participaron, según el reporte, 300 israelíes y palestinos. No se dice cuantos de cada lado fueron.

Los participantes reclamaron el fin de la ocupación y declaran con carteles a cuatro voces que  “existe otro camino posible”.

En la cobertura no explican cual sería ese camino posible que durante tantas décadas ni los grandes estadistas del mundo lograron descifrar.

Me da bronca que haya 300 personas tan inteligentes que tengan la formula secreta para la Paz en Israel y en los Territorios en disputa y no la quieran compartir con nadie. Qué guachos, ¿no?

Mas info(?) aca: http://972mag.com/there-is-another-way-palestinians-israelis-march-together-against-the-occupation/118323/

YI012695

El Mundo Arabe y los Refugiados Palestinos

Mirá qué interesante. Un grupo de españoles fue de viaje al Líbano a conocer de cerca el día a día de los Refugiados Palestinos que viven allí.

Y para mi sorpresa, las referencias a Israel (si bien existen, porque no podían desaprovechar la oportunidad para pasar un aviso) son pocas. Aquí se puede ver, contado por la misma gente que vive en esos campamentos de refugiados, cual es su realidad del día a día.

Ya empezando por lo que dije, tendría que llamarte la atención que en un país como El Líbano, haya Campamentos de Refugiados.

Nomás al comienzo te cuentan que no pueden salir del muro de 3 metros de altura que los encierra (son 70 mil habitantes en Ain al-Hilweh) y que tienen puestos de control en los que el gobierno libanés decide quien pasa y quien no. Están en un ghetto hecho y derecho.

¿Por qué no dejan que los palestinos vivan una vida digna, como pregonan siempre respecto de los que viven en los territorios en disputa con Israel? ¿Por qué siendo los palestinos también árabes, viven en campamentos de refugiados en El Líbano? El famoso “y por casa cómo andamos”.

 

Yo a veces digo “¿ves? ¿ves? acá tenés una prueba: ¡nadie quiere a los palestinos en su tierra y todos los hacen mierda!” como tratando de probárselo al mundo. Pero al toque me doy cuenta de que todo el mundo lo sabe! Es al pedo discutirlo. El mundo lo sabe, pero tienen que vender, negociar, comprar petróleo, etc. Y harán lo que tengan que hacer para que les convenga y no le les complique. Entonces no sé para qué me molesto, ¿no?

De todas formas, hay detalles interesantes en este video. Te voy tirando cositas para ver por si no tenés paciencia de verlo todo (aunque es re corto, che!):

Minuto 5: te cuentan cómo viven en el campo de Refugiados, a causa del Gobierno Libanés.

Minuto 7, el viejito te cuenta clarito cómo fue que terminaron siendo refugiados: no aceptaron compartir la tierra con los judíos en 1947, y al terminar la guerra, terminaron (perdiendo) yendo a parar al Líbano. Apostaron y perdieron. Ellos lo saben. Lo que diga la prensa es solo para vender diarios y publicidades.

Minuto 18: el colmo. El tipo pide que Israel reconozca su responsabilidad acerca del hecho de ellos estar viviendo como Refugiados, cuando todos saben (hasta el viejito de antes) que la guerra la empezaron los árabes en 1948, y la perdieron.

Minuto 19:50. El mismo viejito, que está ahí desde 1948, diciéndote que son los mismos árabes los que dicen defenderlos quienes vienen y matan a sus hijos y mujeres. Y que ya vio muchísimas veces a los gobiernos árabes actuar en contra de ellos.

Si fuese un documental israelí, bien podrías decir que encontraron un árabe que piensa como los judíos o lo que es peor: disfrazaron a uno. Pero este documental está destinado a mostrar la realidad y la miseria palestina en el Líbano. Está financiado por gente pro palestina. Lo podés ver en el resto del documental.

Y relajate. El mundo sabe claramente la verdad. Te lo dicen para fastidiarte. Es como cuando un hincha de Huracán le dice al de San Lorenzo….¡cualquier cosa! ja.

Una Idea que Quizas sea una Boludez

De antemano no sé si es una buena idea. Esta vez me agarraron un poco inseguro.

Ayer un terrorista palestino acuchilló a dos mujeres israelíes. Una murió esta mañana. Y por supuesto el país entero ya conoce su cara y leyó los detalles en la primera plana de los diarios de papel u online y hasta en las aplicaciones en el teléfono. Quieras o no. Ya todos hablan de la intifada de los cuchillos. Y llegamos al grotesco de dos pibes de 15 años intentando acuchillar a quien se les cruce, y un tipo defendiéndose de ellos con un changuito del supermercado.

Se me ocurrió una idea para intentar frenar esta ola de violencia que raya la pelotudez.

Hoy en día todo es publicidad, difusión. El mundo entero se mueve en función de cuantas reproducciones tiene en Youtube o cuantos likes tiene en Facebook o cuantos clicks hicieron en tal o cual nota. Google, Facebook, y cientos de empresas más, basan sus millonarios negocios en la exposición de datos/información. Los diarios cambiaron y ya no titulan “Fulano dijo tal cosa” sino “Sorprendente confesión de Fulano” para obligarte a entrar y descubrir la pelotudez atómica que dijo. Pero el objetivo está logrado: hiciste click y más publicidades del costado, se posaron sobre tus retinas. Así funciona. Al diario no le importa si es importante. Lo importante es tu click.

Volvamos a los cuchillos. Hoy murió esa pobre mujer asesinada. Pero sin temor a equivocarme puedo adivinar que murieron más personas por otras causas (accidentes de tránsito, mala praxis médica, ajusticiamientos del bajomundo). No es novedad. Pero el terror vende y hace ruido. Acá y en el mundo. En ningún diario de habla hispana sale que alguien murió en un choque en Tel Aviv, pero sí sale si fue acuchillado. Sin embargo, si el gobierno decide que por razones de seguridad no se pueden publicar determinadas cosas, los medios no las publican. Puede ser en un caso policial, que no quieren dar el nombre de la víctima hasta que no se notifique a la familia, o en casos de guerra para que el enemigo no sepa que Israel tiene tal arma o sistema de defensa deteminado y más y más ejemplos. Los diarios, a pesar de lo que puedas pensar, no publican lo que se les canta. Y ahí viene mi propuesta. Acallar el ruido mediático.

Hoy en día con las putas redes sociales, ya lo vimos hasta en países sumamente represivos como Egipto, todo sale a la luz. Es decir: no estoy proponiendo esconder la basura debajo de la alfombra sino solicitar encarecidamente(?) a los medios masivos de comunicación del país, no difundir esas noticias. Porque sabemos que estos pibes con cuchillos no están saliendo de un campamento de entrenamiento organizado sino que es espontáneo. Y cuanto más ruido hacen, más se están envalentonando a hacer nuevos atentados. Un palestino cualquiera mira la tele y disfruta viendo como un vecino sale a acuchillar al “enemigo sionista” y dice “esa! vamos todos! el que no sale a acuchillar es un cagón!”. La idea se la da la misma prensa. El estímulo. La globalización.

Entonces: silencio de radio. La noticia va a llegar, sí, pero no por medios masivos, y siempre va a haber un manto de duda acerca de todo. Las fuerzas de seguridad van a hacer lo que tengan que hacer y se encargarán de comunicar al público las medidas de seguridad que hay que tomar, si es que las hay (dicho sea de paso, hasta ahora no hubo ninguna oficial). Y ver qué pasa. En mi modesta (de veras es modesta, aunque firme) opinión, el fenómeno se va a acallar. Ejemplos, sobran acá y en todo el mundo. Perder no perdemos nada con probar.

Israeli soldiers stand near a knife at the scene of a stabbing attack near the West Bank Jewish settlement of Alon Shvut November 10, 2014.  REUTERS/Ronen Zvulun

Olmert, a la sombra

Al igual que otras veces en las que la Justicia Israelí condenó a figuras políticas poderosas a la cárcel (Ex Presidente por acoso sexual e intento de violación, ministros por sobornos, etc), hoy nuevamente es titular que Ehud Olmert, ni más ni menos que Ex Primer Ministro de Israel entre 2006-2009, va a estar preso un año y medio por sobornos recibidos. Hubo un complejo inmobiliario lujoso que se contruyó con la ayuda de la presión de Olmert, que, ostentando el poder, influyó para que esto ocurra, a cambio de una cantidad de plata recibida por izquierda.

Yo se que todos pueden decir que es un escándalo, y lo es. Sin embargo uno que ya tiene dos o tres canas, sabe que corrupción hay en todos los gobiernos. Algunos limitan la corrupción a recibir “atenciones” con tal de favorecer ciertos proyectos. Otros para dejar libres a ciertos delincuentes, y otros para financiar actividades terroristas. Hay de todo en el reino del señor. Pero no creo que haya un gobierno con corrupción cero.

Lo que me alegra es que en Israel no solamente esos actos son de los “menos terribles” que se conocen en el mundo y que, justamente, SE CONOCEN. Es decir: hay justicia. Hay faquin justicia y por más que seas un ex-primer ministro, no hay hilos que puedas mover para tapar lo que hiciste con plata o con asesinatos, como suele pasar en.. por ejemplo… Argentina.

Yo lamento tener que decir esto último pero es la verdad. Y cuando decidí irme del país (argentina), siempre dije: quiero vivir en un país en serio. Y hoy, mientras muchos se escandalizan, yo, que no soy más un utópico imayin ol de pipol, sonrío disfrutando lo que vine a buscar.

Ver la noticia aquí

14513758773710

Papi, ¿me prestás el auto?

Es muy común utilizar analogías o ejemplos para explicar algo. A mí me encanta. Lo que ganás es que la persona que te escucha, no sabe a dónde apuntás y te escucha. Porque si arrancás diciendole “viste que todos los hinchas de Boca son tramposos?” ya te salta encima. Entonces arrancás con un “Supongamos que una Rana y un Elefante están en el bosque…” y lográs un poco de calma inicial para enviar el mensaje.

Ahora que todavía seguís acá, arranca mi analogía.
Supongamos que tu hijo (que no es un elefante), tiene 18 años y te pide el auto. Vos se lo das una vez y te lo choca. La segunda vez te quema con un cigarrillo el asiento.
La vez siguiente no se lo querés prestar. Le explicás por qué. No se pone muy contento que digamos. Y se lo lleva sin permiso. Entonces le ponés una traba con código. Se calienta peor y te pincha las ruedas. Y así seguís.
Lo que más te gustaría es que tu hijo demuestre que en vez de tener todo ese ingenio(?) para hacer maldades o torcer tu decisión a la fuerza, vaya con más cuidado, o que practique manejar, o que al menos… ¿sabés qué? te mienta y te diga que va a manejar con más cuidado.
Pero no… el pibe tiene orgullo (al pedo) y quiere sentir que te ganó. Y te discute que el auto es también de él, etc…Pero no te va a ganar porque vos estás al mando.
Bueno, si el ejemplo no te aburrió, y seguís leyendo, te vas a enterar de cómo se siente un ciudadano israelí respecto de los palestinos.
En vez de hacer ALGO que haga pensar a Israel que del otro lado hay seres responsables en los que se puede confiar, a los que les podes dar igualdad de derechos, y tratarlos como adultos, no… los palestinos suben la apuesta a la violencia en cada oportunidad.
Les entregaste en forma “tentativa” Gaza. Y construyeron túneles durante 7 años para entrar a Israel y asesinar civiles. Construyeron bases para lanzar cohetes que cada día llegan más lejos. Así provocaron que Israel tenga que volver a entrar a Gaza a destruir esa construcción para la guerra, y ahora salen a filtrarse en Israel con cuchillos a matar civiles desprevenidos, usando mujeres (sí, esas que suelen llorar frente a las cámaras de TV del mundo) y niños de 13 años (esos mismos que son usados como logotipo de las campañas contra Israel al morir en medio del conflicto).
Cada día que pasa, un israelí más se convence de que no hay solución posible con un pueblo que marcha en la dirección opuesta a la paz. Que no deja de inventar caminos para la guerra, sea como sea. Cada día que pasa se empieza a escuchar más y más la frase de “olvidate de los dos estados para dos pueblos, Israel jamás va a permitir que haya un país vecino en el que no pueda meterse a controlar la violencia y los ataques”. Aceptémoslo. No va a haber un Estado Palestino.
Entonces queda solo la opción de ser un único país. Pero claro… son ciudadanos que, al estar esperando su propio país, están en un estado indefinido, de ciudadanos sin documento Israelí; ciuidadanos de segunda. Y para que sea un solo país, tenés que darles igualdad de derechos en todo.
Los dos caminos para lograrlo son… hacer buena letra e ir por las buenas (a pedir el auto, demostrando haber aprendido a manejar(se)) o si no, hacer la guerra, con la vana ilusión de poder ganarla.
Han pasado más de 40 años. Si todos los países árabes del mundo hubiesen querido ganar la guerra y borrar a Israel del mapa, ya lo habrían hecho. Imaginate: Irán, Irak, Egipto, Siria, Arabia Saudita, Jordania, Qatar, Kuwait… y seguí nombrando a los amigos de Israel… Pero no… Eso no ocurrió en 40 años… ¿qué te hace pensar que va a ocurrir ahora? ¿O el año que viene? ¿O el otro? Ni hablar.
Quiero creer que, como yo, dejaste de lado la ridícula utopía de David y Goliat, y te diste cuenta de que por la fuerza, no van a ganar nunca. Y de que lo mejor que pueden hacer es cambiar 180 grados la actitud y decir, “señores, borrón y cuenta nueva”. Y poner el hombro para tener un vecino normal, y poder dedicarse a construir una vida, un país, un futuro propio. Así como lo hicieron Egipto y Jordania.
Y el auto se lo habrán ganado no solamente de la mejor manera posible, sino de la única.
022