Lo Dice un Alemán (¡y qué alemán!)

Seguramente recuerdan mis conclusiones al haber hecho el equivocado aunque quizás necesario viaje a Alemania por primera y última vez.

Aquí están.

Esta nota la dejo acá para poder releerla cuando haga falta.

Habla un hijo de un altísimo jerarca nazi. Y dice… entre muchas cosas interesantes sobre la Alemania de hoy, todo lo que yo digo, pero con la autoridad que le da su posición.

Dejo una perla:

“For sure they don’t stand for a true democracy. They obey the democracy [as long as it] works for them. … But they don’t really believe in it. And we still know … in the midst of our society there is a big anti-Semitism. And this is growing again. We build a lot of monuments for our victims, for our Jewish victims. But this doesn’t count for the silent majority”.

La nota entera acá

https://watchjerusalem.co.il/2017/07/12/never-trust-the-german/

La entrevista en video

20 años en Israel

En un abrir y cerrar de ojos cumplí 20 pirulos en Tierra Sanata. Y más allá de que en lo personal las expectativas fueron superadas ampliamente y por muchísimo más de lo que me imaginaba, en este resumen (que creo haber hecho a los 15 años) no me voy a centrar en lo personal.

Lo impresionante es lo siguiente: el conflicto de con los palestinos, que si bien arranca en 1948, toma forma con la palabra PALESTINA en 1967, cuando definitivamente los países vecinos se desprenden de sus parias y los dejan a su suerte y destino en manos de Israel. Y el conflicto ya cumple, este año, 50 años.

Cuando llegué a Israel era el viejo conflicto de Medio Oriente que uno venía viendo en las noticias de Canal 13 desde siempre. Pero resulta que ahora, mirando hacia atrás, he sido testigo de casi la mitad del conflicto. ¡20 de 50 años! Es decir… puedo contar en primera persona de qué se trata ya que lo viví. Cuando llegué era como que me había perdido gran parte de la historia, y la miraba de turista; pero ahora no me la cuenta nadie. 20 años hace que vengo viendo lo que pasa y (fundamentalmente) lo que NO pasa.

¿Lo que pasó? Israel salió del Líbano. Israel ofreció a Arafat la chancha y los veinte y los palestinos no aceptaron firmar. Eran épocas de Barak y Clinton. ¡Qué lejos estamos hoy de eso! Israel salió de Gaza, en manos de Ariel Sharon, el iniciador más inesperado de semejante movida. Hubo varias guerras y varios “procedimientos” que difícilmente se estudien en los colegios primarios de Argentina como me tocó con Las Guerras Púnicas. Es que acá el concepto de guerra se minimizó, o es que hacen falta más muertos para que se considere guerra. O porque -creo que acá está la clave- no hubo un ganador. Y si nadie ganó, entonces no es guerra. Es simplemente dos pueblos que se cagan a trompadas hace 50 años por no poder ponerse de acuerdo en querer un presente mejor.

Y claro, nadie ayuda porque a todos les conviene. A los que venden armas, a los que aprovechan ese escenario para erigirse en jueces y parte de este mundo, o para mostrarle a los demás quien mueve los hilos de todo. A los que odian a Israel y usan a los Palestinos de ariete (demostrando así, que también los odian a los palestinos al ponerlos en semejante posición).

Mi opinión en estos 20 años también fue cambiando bastante. Fue y vino varias veces por la linea que va de la izquierda a la derecha ida y vuelta. Es que a veces se pierden las esperanzas. Y cuando se empieza a hablar de “dos Estados para dos Pueblos” yo, a esta altura, lo veo tan posible como que Messi juegue en San Lorenzo. Y lo peor de todo es que si eso no ocurre, la otra opción es que los palestinos se integren en el más amplio sentido de la palabra a Israel (que es algo que una no muy pequeña cantidad de palestinos desea). Y de solo imaginarlo me duele la cabeza. De toda la logística que eso implicaría. De todas las leyes que tendrían que tocar y establecer. De todos los puntos de posible falla que tiene el día a día. Y ni hablar de la demografía que haría terminar con el slogan de “Israel, patria para el pueblo judío”, que pasaría a ser minoría en forma instantánea y con el tiempo, quien te dice, se de vuelta la tortilla y la venganza por 50 años de podredumbre sea tremenda. Justamente es eso lo que hace temer por la viabilidad de esa solución, estanca todo el proceso y nadie se anima a siquiera proponerlo.

No hay solución. No la hay. Lamento decirles hoy en día, con la autoridad que me da haber tenido un bisabuelo adivino, de haber predecido la Copa Libertadores que ganó River en 2015 y fundamentalmente por haber vivido 20 años en esta bendita tierra. No hay solución a la vista.

Todo plan propuesto conlleva una cantidad de incertezas y de promesas tan grande que nadie está dispuesto a firmar  y que hace que nadie se la juegue. Porque si comprás una casa y no pagás la cuota al banco, viene la policía y te saca. Pero acá no podés firmar un acuerdo y que si no se cumple vuelva todo para atrás. En estos grandes procesos no hay vuelta atrás. Y lo que hay, fundamentalmente, es un gran cagazo de que salga todo mal. Entonces… no se hace nada.

Así que pues, conmemoremos los PRIMEROS 50 años de este conflicto. Que lamentablemente, van a ser muchos más, te lo aseguro.

Yo en lo personal, FESTEJO mis primeros 20 años en el país. Ese al que vine buscando “no saber qué voy a estar haciendo de acá a 5 años” y me lo viene cumpliendo con grandeza. Ese en el que creé una familia, o dos. En donde pude hacer de mi profesión algo relevante para el mundo y ser capaz de dejar un legado. Ese en el que me realicé como persona en todos los ámbitos en los que se me ocurrió. Ese en el que, si te esforzás, no solo sobrevivís sino que también progresás. Y esto no ha terminado aún.

Por mi parte, GRACIAS.

passport

Solución Casera Para Terminar con el Terrorismo

A veces lees una nota sobre cómo bajar de peso comiendo bananas. Puede que funcione. Puede que no. Esto es lo mismo.

Pensá en cuando eras chico y algún tarado en el colegio te molestaba todo el tiempo. O ahora en Internet, que nunca falta un imbécil que te provoca todo el tiempo con comentarios agresivos. Si les contestás, el otro sube la apuesta. Porque eso es lo que busca: tu reacción. Busca llevarte a su terreno. Él decide cuando y como vos reaccionás. Se le ocurre insultarte y sabe que al rato vos lo vas a insultar. Te domina.

Entonces lo mejor que podés hacer es ignorarlo. Seguramente va a ponerse más y más agresivo buscando tu reacción. Y más. Y va a pegar donde cree que duele. Y lo evitás, ignorás y bloqueás hasta que se cansa y va a buscar otro árbol al que ladrar. Funciona. Hace siglos que funciona. No importa si es en la cancha, en la calle, manejando o en Facebook. Funciona.

Hagamos 1+1+1 a ver cuánto da.

Hoy en día todos sabemos que lo que “pasa” en el mundo, es lo que sale en los diarios. Si no sale en el diario, no existe. Ejemplo: vos pensás que el ébola se erradicó del mundo porque hace rato no leés nada. Entrá a google y en la parte de noticias escribí “ébola”. Sorprendete.

También sabemos que el terrorismo busca paralizar. Lo hemos hablado muchas veces. El terrorismo intenta que vos pienses que no podés hacer tu vida normalmente. Busca que pienses que es peligroso ir a un recital en Europa o caminar por un aeropuerto. Pero ya a esta altura sabemos (quiero creer) que muere más gente por enfermedades venéreas que por atentados terroristas. Sin embargo… eso no es tapa de los diarios. Porque los diarios buscan show. Cueste lo que cueste. Y lo que cuesta hoy en día para todos es que logran lo que se proponen y van por más. Los terroristas siguen haciendo lo mismo porque reaccionamos, porque funciona. Como el boludo que te provoca en Facebook o manejando por la calle.

Fijate las tapas de los diarios de hoy.

Todo acaparado por el feo atentado al término de un recital en Manchester. Cuántos muertos, qué dijo la cantante, el video desde afuera del recital en el que no se ve ABSOLUTAMENTE nada y simplemente se escucha un boom a lo lejos. La biografía de la cantante. La mitad de las noticias no aportan nada de nada de nada. No sirven más que para llenar el diario con cosas que venden. Y los que planearon el atentado, chochos de la vida. La gira de Trump por medio oriente no figura. Lograron imponerse. Es como cuando algún medio larga un #hashtagpelotudo y logra que esté en los de mas tendencia. Rey por un día.

Pero está en tus manos, literalmente, cambiarlo. Por una vez en la vida, esto, según mi fórmula pedorra y sencilla, puede cambiar. El ébola, leas o no la nota, clickees o no, no lo vas a curar desde tu casa si no hacés nada. Pero esto sí.

Los diarios van a seguir haciéndoles el juego en forma (in)consciente mientras sus noticias sigan generando que la gente entre. Porque todos viven de la publicidad y si entrás a las notas del atentado las convertís en un éxito publicitario (los diarios tienen estadísticas de cuánta gente entra a cada página y así vender las publicidades) y al entrar  entonces el jefe de campaña publicitaria va a seguir eligiendo esas notas.

Entonces: vos empezá no clickeando en las notas. No te digo que te aísles del mundo. Pero de las 10 notas que hay en la foto que puse, 8 no interesan para nada. Empecemos cambiando el éxito de las notas pelotudas que le dan presencia a los atentados en los diarios. Con eso vamos a generar un cambio seguro. Y si encima tenemos un pariente en los diarios, diganlé lo siguiente: DEJEN DE DARLE PRENSA A LOS ATENTADOS. Así de simple. Dejá de darles tapa y vas a ver como van a cambiar de estrategia. Van a tener que hacer otra cosa. No puede ser que un tipo que atropelló a una persona con intenciones terroristas sea más noticia que la invención de un auto eléctrico que reduce la contaminación en un 40% y que va a salvar la vida de tus nietos para que vivan en un mundo mejor y menos contaminado.

Los medios deberían entender que los terroristas buscan que TODOS se enteren de sus atentados para que TODOS tengan miedo y piensen que esos diez mil boludos son en realidad 2 millones. Y en el mundo globalizado de hoy en día, eso es fácil de lograr si TODOS los medios les dan semejante cobertura. Pero si los medios no lo entienden porque quieren vender igual que tu panadero que usa harina más barata comprada al por mayor para que le queden dos pesos más por kilo de pan, entonces vos hacete cargo y no les des tu click.

Fijate qué importante te volviste de repente. Tu click vale oro. Yo sé que vos crees que es una boludez lo que digo. Pero también le creíste a la dieta de las bananas así que… ¿qué te cuesta? Hacé la prueba y compartí la idea con los que te conocen. Empecemos a dejar de darles lugar, cobertura, espacio a los atentados terroristas. Que informen, pero en un costado. Pongamos las cosas en su lugar y van a ver como ese boludo que te provoca en Facebook o el vecino que te deja la bolsa de basura en el pasillo a propósito, a la larga o a la corta, va a buscar otra forma de lograr su objetivo. Y quién te dice… quizás cambiamos el mundo como ese auto que contamina menos.

Gracias.

Josi

“El Mundo No Hace Nada”

Uno creció escuchando el reclamo de los judíos sobre la inacción de todo el mundo mientras se exterminaba a los judíos en Alemania Nazi. No solo eso. También uno creció escuchando uno tras otros los pedidos de perdón, arrepentimiento y hasta indemnizaciones de países, instituciones, personajes y organismos, que reconocen no haber hecho nada para evitarlo.
Durante décadas. 70 años. Escuchamos decir a todos “Nunca Más”. Y para decir tan sueltos de cuerpo que algo no va a ocurrir “Nunca Más”, se supone que tenés que pensar qué vas a hacer la próxima vez. Si te caíste por no atarte los cordones, te los atás.

Israel hizo algo: creó uno de los ejércitos más poderosos del mundo, y ante los incesantes intentos de los países árabes por exterminarlo una y otra vez, mostró los dientes y dejó claro que “Nunca Más”.

¿Y el mundo qué hizo? Ahora tiene la oportunidad en Alepo. Alepo, en Siria, es de donde emigraron mis abuelos maternos y mi tío Nathan allá al principio del siglo pasado. Y entre diferentes grupos armados, oficiales, terroristas, subversivos, independientes, están matando a todo lo que se mueva. Y el mundo no hace nada. Nosotros no hacemos nada. Vos compartís un videito en Facebook, yo escribo un post, y mi vecino dice “Qué barbaridad”. Pero nadie hace nada. Los Gobiernos no hacen nada. Y mueren por día cientos de personas.

Entonces dejémonos de joder y asumamos la triste realidad: no vamos a hacer nada. Solamente cuando le convenga a alguien (que no somos vos y yo) por cuestiones políticas y económicas, algún país va a hacer algo, como lo hizo la alianza de occidente con EEUU a la cabeza en Irak.

Ya pueden ir preparando los discursos de disculpa y los montos de indemnización a los pobres sobrevivientes de Alepo que durante los próximos 70 años van a ir escuchando uno a uno a todos los mencionados antes pidiendo disculpas.

No nos engañemos más. El mundo apesta y por más que ahora tenemos internet y nos enteramos de todo lo que pasa con lujo de detalles y no deberíamos tener excusas, nadie hace nada.

¿Qué podemos hacer? me preguntaron el otro día. Y si realmente nos escandalizase como decimos, deberíamos parar el país. Es el único arma que los civiles tenemos para forzar al gobierno a hacer ALGO. No podés dejar de comer queso blanco porque a nadie le importa. Pero si son los motivos económicos los que mueven al mundo, entonces toquémosles el bolsillo. OBLIGUEMOS a los políticos a tomar partido ACTIVO y hacer algo REAL que detenga la masacre. Como sea. Pero que hagan ALGO.

¿Se animaría el mundo a algo así? ¿Ustedes que piensan? Todos apagan la luz durante una hora en el día de la Tierra y después todo sigue como si nada. Pero acá se está muriendo gente. Mañana te puede tocar a vos eh. Supongo que no negás esa posibilidad. Entonces… ¿qué hacemos?

 

No Encanutes La Paz!

Se hizo una manifestación en la que participaron, según el reporte, 300 israelíes y palestinos. No se dice cuantos de cada lado fueron.

Los participantes reclamaron el fin de la ocupación y declaran con carteles a cuatro voces que  “existe otro camino posible”.

En la cobertura no explican cual sería ese camino posible que durante tantas décadas ni los grandes estadistas del mundo lograron descifrar.

Me da bronca que haya 300 personas tan inteligentes que tengan la formula secreta para la Paz en Israel y en los Territorios en disputa y no la quieran compartir con nadie. Qué guachos, ¿no?

Mas info(?) aca: http://972mag.com/there-is-another-way-palestinians-israelis-march-together-against-the-occupation/118323/

YI012695

El Mundo Arabe y los Refugiados Palestinos

Mirá qué interesante. Un grupo de españoles fue de viaje al Líbano a conocer de cerca el día a día de los Refugiados Palestinos que viven allí.

Y para mi sorpresa, las referencias a Israel (si bien existen, porque no podían desaprovechar la oportunidad para pasar un aviso) son pocas. Aquí se puede ver, contado por la misma gente que vive en esos campamentos de refugiados, cual es su realidad del día a día.

Ya empezando por lo que dije, tendría que llamarte la atención que en un país como El Líbano, haya Campamentos de Refugiados.

Nomás al comienzo te cuentan que no pueden salir del muro de 3 metros de altura que los encierra (son 70 mil habitantes en Ain al-Hilweh) y que tienen puestos de control en los que el gobierno libanés decide quien pasa y quien no. Están en un ghetto hecho y derecho.

¿Por qué no dejan que los palestinos vivan una vida digna, como pregonan siempre respecto de los que viven en los territorios en disputa con Israel? ¿Por qué siendo los palestinos también árabes, viven en campamentos de refugiados en El Líbano? El famoso “y por casa cómo andamos”.

 

Yo a veces digo “¿ves? ¿ves? acá tenés una prueba: ¡nadie quiere a los palestinos en su tierra y todos los hacen mierda!” como tratando de probárselo al mundo. Pero al toque me doy cuenta de que todo el mundo lo sabe! Es al pedo discutirlo. El mundo lo sabe, pero tienen que vender, negociar, comprar petróleo, etc. Y harán lo que tengan que hacer para que les convenga y no le les complique. Entonces no sé para qué me molesto, ¿no?

De todas formas, hay detalles interesantes en este video. Te voy tirando cositas para ver por si no tenés paciencia de verlo todo (aunque es re corto, che!):

Minuto 5: te cuentan cómo viven en el campo de Refugiados, a causa del Gobierno Libanés.

Minuto 7, el viejito te cuenta clarito cómo fue que terminaron siendo refugiados: no aceptaron compartir la tierra con los judíos en 1947, y al terminar la guerra, terminaron (perdiendo) yendo a parar al Líbano. Apostaron y perdieron. Ellos lo saben. Lo que diga la prensa es solo para vender diarios y publicidades.

Minuto 18: el colmo. El tipo pide que Israel reconozca su responsabilidad acerca del hecho de ellos estar viviendo como Refugiados, cuando todos saben (hasta el viejito de antes) que la guerra la empezaron los árabes en 1948, y la perdieron.

Minuto 19:50. El mismo viejito, que está ahí desde 1948, diciéndote que son los mismos árabes los que dicen defenderlos quienes vienen y matan a sus hijos y mujeres. Y que ya vio muchísimas veces a los gobiernos árabes actuar en contra de ellos.

Si fuese un documental israelí, bien podrías decir que encontraron un árabe que piensa como los judíos o lo que es peor: disfrazaron a uno. Pero este documental está destinado a mostrar la realidad y la miseria palestina en el Líbano. Está financiado por gente pro palestina. Lo podés ver en el resto del documental.

Y relajate. El mundo sabe claramente la verdad. Te lo dicen para fastidiarte. Es como cuando un hincha de Huracán le dice al de San Lorenzo….¡cualquier cosa! ja.