Alemania 2020

Ayer leía que Angela Merkel cuestionaba la decisión de algunos países de “encerrar” a los mayores de 70 años en sus casas para protegerlos de la Pandemia del Coronavirus. Dice la premier teutona que es “inaceptable desde el punto de vista ético y moral”.

Claro… cuando uno piensa en los viejitos alemanes pobrecitos y ….. ¡un momento! de repente me los imaginé a esos viejitos peinándose el bigotito y dije “la concha de tu hermana, Merkel, si es que tenés hermana! ¿Acaso los viejitos alemanes no fueron lo mas inaceptable desde cualquier punto de vista ético y moral habido y por haber en la historia de la humanidad?”. Y lo posteé en fb. Con un poco de cinismo y chicana. Ustedes ya me conocen.

Pero vino Fabián, un amigo de la secundaria que no se rateaba en Matemáticas con la Mamone y sacó cuentas: en 1945, cuando terminó la WWII, suponete que el más joven de los oficiales nazis tenía… 23 añitos. Un mocoso. Desde 1945 hasta hoy pasaron ni más ni menos que 75 años. Ese joven ario, rubio y esbelto, hoy tiene 98 años, si es que los tiene. Y los altos mandos nazis, que seguramente tenían unos años más, casi seguro están todos mirando crecer las margaritas desde abajo.

OK. Es cierto. Pero ahora barajamos y damos de nuevo.

Malvinas? Perdimos la guerra. ¿Eso supone que todos los que defendieron la causa e insisten con la legitimación del reclamo argentino, cambiaron de idea por haber perdido la guerra de un día para el otro a fines de junio de 1982? Que la guerra haya sido una aventura insana de un gobierno de facto de locos con revólver, ¿hace que la gente deje de pensar lo que pensaba? No. La gente sigue llamando a las Malvinas por su nombre en castellano y sigue reclamando que son argentinas.

Volvamos a Berlín. La guerra la perdió Alemania, sí. Gracias a Dios y a unos cuantos tanques y aviones aliados y otros tantos rusos. Sin embargo eso no implica que el partido nazi fue completamente asesinado, o que los sobrevivientes fueron sometidos a una lobotomía y ahora comen knishes y bailan rikudim (NdelE: bailes tradicionales judíos). No. Significa que se afeitaron el bigotito, quemaron los volantes de propaganda y los brazaletes para que los aliados no los hagan percha, y volvieron a sus casa a refunfuñar noche tras noche en la cena, con cara de odio, mientras veían que el mundo les refregaba su victoria en la cara. Así como loos bosteros siguen mascullando bronca por Madrid. Y no… eso no se pasa de un día para el otro. Preguntales. Ahí está! ¡preguntales! ¿qué te van a decir? ¡ganamos la superliga, papá! ¡todo volvió a la normalidad! Las pelotas. Todos saben que nunca se vuelve a la normalidad… Hasta que reviertas esa situación, vas a estar frustrado y farfullando bronca.

Los alemanes de 23 añitos se casaron, tuvieron hijos y los criaron durante las décadas de los 50 y 60. Y cada vez que en el noticiero conmemoraban el holocausto y Alemania tenía que comerse los mocos en un acto en el que agachaban la cabeza, los ex bigote daban un puñetazo en la mesa y decía algo como “indifrunde guishegen puten morten chonchensumadren!” Y Hans y Jurgen (dos pibes que la rompían con la redonda) se asustaban mientras comían sus cereales con fibras hasta que un día preguntaron por qué papá se enoja tanto con los judíos. Y el resto ya lo entendiste.

Porque así como ser de un cuadro de fútbol se hereda, así como ser radical o peronacho se hereda, o también ser judío, mis amigos, ser de una determinada ideología, y mucho más cuando esa ideología es la creencia en una supremacía racial, no se borra con una derrota en el campo de batalla. No se borra la mancha de un descenso ni siquiera… con Madrid.

Y ahí tenemos a Alemania, como habrán podido leer en mis posts anteriores sobre el tema (tienen en el costado de esta página el link a la etiqueta “Alemania” para poder leer los posts sin buscar demasiado). Un país que se esfuerza en convencer al mundo que está profundamente arrepentido de lo que hizo. Sí… seguramente hay unos cuantos miles o decenas de miles que se arrepienten. También hay quienes no les importa el tema Malvinas. También hay quien dijo “me chupa un huevo el fútbol, basta para mí”. Pero no son tantos si es que dejaron pasar todos esos “deslices” en los que muestran la hilacha y tratan de maquillar, de disimular, de no mostrar tanto lo que pasó. Se les nota. Y muy seguido. No hay arrepentimiento. Y también hay continuidad silenciosa del legado nazi.

No es casualidad que existan los partidos neo-nazis. Siempre aparece uno que se anima a levantar la cabeza por encima de la mugre. Y no solo no hay que olvidar, sino que hay que ser el doble de exigente con Alemania. Es como cuando eras chico y te decían “vos estás en capilla”. Al de al lado tuyo no le decían nada si tiraba pochoclo por el aire, pero a vos…guay si te portabas mal… porque ya habías hecho una gran cagada antes.

Esto es lo mismo. Alemania se mandó un par de veces en la historia una gran cagada. Perdió las dos veces. Pero rendir no se rinde. Porque las derrotas no matan los ideales sino la puesta en práctica de los mismos.

Así que… Alemania… I am fucking watching you. Y también me estoy encargando en casa, cada noche que en el noticiero hablan de vos, de dar un puñetazo en la mesa y decir en voz alta “nazis hijos de puta!” esperando que mis hijos vayan aprendiendo de qué va la cosa. Porque así se educa en cada casa. No solamente en la tuya, Alemania.

merkel

Alemanes por siempre, Nazis por siempre

Aquel que haya caído en este blog por casualidad googleando vaya uno a saber qué cosa sobre los nazis, y le queda alguna duda que Alemania no se arrepiente de nada y que todo el verso propagandítio que hacen únicamente convence y engaña a los giles, dediquen unos segundos  ver esta foto de un parque de diversiones en Alemania que tuvo que ser clausurado, luego de que NADIE de todos los que trabajaban contruyendolo y armando las atracciones se hubiese dado cuenta de las enormes esvásticas que flameaban en sus atracciones, que encima se llama “Vuelo del Águila”. Nadie lo vio venir. Tuvo que estar completamente construido y andando (vean el video) para que al viralizarse, alguien le diga “che, Hans, vamos a tener que bajar la esvástica voladora, se avivaron”.

Para darse una idea más completa, clickeen en las etiquetas “Alemania” en este blog y hagansé una panzada de todo lo que con el tiempo fue cayendo en mis manos y hasta he visto con mis propios ojos. Alemania, nazi por siempre; arrepentida nunca.

Alemania, otra vez sopa

No vamos a empezar a decir de nuevo cuánto daño hizo Alemania. Creo que estos posts tienen el objetivo de demostrar que Alemania no ha aprendido nada de sus errores. No en el pasado lejano ni tampoco en el cercano.

Este señor, que no es un verdulero de la esquina (sin menospreciar a los verduleros, claro). Este señor, activo en la política alemana, que ha llegado inclusive a ser diputado en el Bundestag (parlamento federal alemán) minimiza el nazismo, hitler y todo lo que hicieron, expresando que en 1000 años de exitosa historia alemana, fueron apenas una “cagada de pajarito”.

Cuando yo digo lo que ví en mi visita a Berlín, la gente no me cree. Y yo les pido por favor, que no se coman el verdadero chamuyo alemán y entiendan que si el mundo no está en guardia constante de por vida, esto se va a repetir en el futuro.

http://www.dw.com/en/afds-gauland-plays-down-nazi-era-as-a-bird-shit-in-german-history/a-44055213

220px-gauland2014_28cropped29

Alemania, La Tenés Adentro

Yo no estoy obsesionado con Alemania, son ellos los que están obsesionados conmigo. Y tampoco me cruzo con estas noticias en la página del Centro Wisenthal. Lo leí en un diario cualquiera.

Uno se come el chamuyo alemán de que todos se avergüenzan de lo que hizo el nazismo, pero cuando fueron a construir ese estadio en Hamburgo, no me digas que no vieron esa gigantesca svástica de hierro que decidieron dejar enterrada debajo del pasto donde las nuevas generaciones se iban a recrear.

Cuando uno lleva la esencia bien adentro, tarde o temprano se te nota la hilacha.

Despacito… con Chucrut

Al final van a terminar diciendo “tenías razón, lamentablemente”.  Todos somos buenas personas hasta que las papas queman. Todos somos buenos vecinos hasta que alguien pone su auto en nuestra cochera y ahí le queremos rayar el auto. El animal está ahí adentro y está en nosotros reprimirlo y comportarnos como personas decentes.

En Israel somos todos pacifistas hasta que cae un cohete al lado de casa. Quién no ha dicho alguna vez la frase “hay que matarlos a todos”. Vamos, con una mano en el corazón. Después se nos pasa y volvemos a la normalidad y no matamos a nadie. Pero eso prueba que el animal vive adentro.

Y hablando de adentro, los que LTA son los que piensan que Alemania cambió. Lo único que cambió, en mi humilde opinión, es de camiseta en la selección. Salió un modelo nuevo de Adidas, cuando no.

El 13% de los electores alemanes convirtieron en la tercera fuerza política del congreso a un partido neonazi. Ni me voy a tomar la molestia de estudiar a sus candidatos ni ver quién tenía un abuelo nazi o un papá enfermero de Hitler. No. No hace falta. El hecho está ahí. Para que te des una cuenta de la dimensión, pensemos quién es la tercera fuerza política de Israel: los religiosos. Fijate el poder que tienen. Dirimen cualquier pulseada entre la izquierda y la derecha y sin ellos nadie forma gobierno. Y lo hacen a cambio de concesiones, claro está, que beneficien a sus propios intereses. Y claro! para eso se meten en política. Es mucho más eficiente que cortar una ruta y que los caguen a palos.

Bueno, ahora en alemania, noventipico de diputados xenófobos entraron al congreso. Esta vez, a los judíos no los atacan, porque ya no queda casi ninguno, viste? Entonces el blanco inicial son los musulmanes, los inmigrantes que vienen de otros países a ocupar la mano de obra barata. ¿Qué tiene de malo eso? Y bueno… para un país que empezó una guerra bajo la consigna de que la raza superior necesita más espacio para vivir cómodamente, no hacen falta muchas explicaciones. Para Alemania los inmigrantes son como si te pusiese un jabalí en el comedor de tu casa. ¿Te imaginás tolerando esa situación? Bueno, ellos tampoco.

Quiero creer que alguien más en el mundo está escribiendo en un blog (si es que siguen existiendo esos bichos) tratando de preocupar a sus pares musulmanes, y por qué no a los vecinos de Alemania. No digo que mañana se vaya a armar una tercera guerra mundial en la que Alemania se alíe con Japón. No. Pero quizás con Corea del Norte! ja! qué chiste, no? También tienen los ojos achinados! Casualidad 🙂

Bueno, sin más me retiro porque tengo cosas que hacer. Mientras tanto, en Berlín, alguien desempolvó una esvástica de plata y le está sacando brillo con Odex.

elecciones-en-alemania-2538301w640

Alemania Compasiva (con los Nazis)

Otra vez chucrut? Cada vez más seguido? Ustedes pensarán que yo ando googleando a alemania todo el tiempo pero no es así. Esto sale en las tapas de los diarios. Más chico que la presentación del Iphone 8, sí, pero sale.

En la nota dice que un tribunal de Alemania abandonó el juicio a un enfermero nazi que fue responsable de seleccionar a miles de judíos que fueron enviados a la muerte, incluida Ana Frank. El tribunal abandonó el juicio porque dice que en el estado de senilidad y debilidad en el que se encuentra el ex-enfermero nazi no le permite entender el proceso ni defenderse correctamente.

Pregunto yo, señores alemanes: ¿Acaso los prisioneros en los campos de concentración sí estaban en condiciones de entender el proceso de la solución final y acaso de defenderse?

I rest my case. Por ahora.

enfermero nazi

Alemania no deja de mostrar la hilacha

Vos sabés que Alemania no me cae bien. Y sabés que te vengo mostrando día a día más y más pruebas del falso arrepentimiento alemán por lo perpetrado al mundo en la segunda guerra mundial, y en particular a los judíos, así, de paso nomás. Entonces aquí tenemos el menú del día con varios detalles más.

Primero, resulta que gracias a Gustavo Perednik me entero de que en el idioma alemán, y figura en los diccionarios, existe una palabra que significa “criticar a Israel” (israelkritik). No, no existe una que signifique “criticar a Bolivia”, si es lo que te preguntabas.

israelkritik

Pero si este desayuno no te alcanzaba, acá viene el plato principal. El Frente para la Liberación de Palestina, grupo político y armado terrorista que se ha hecho responsable de numerosísimos atentados (entre ellos el asesinato de un diputado israelí, Rehavam Zeevi, se alió con otros partidos de izquierda y va a participar en las elecciones alemanas para el congreso este 24 de septiembre. Como siempre a todos los grupos extremistas antisemitas, les deseamos la peor suerte, así como la tuvo Biondini en Argentina, que volvió a sacar menos votos que la hinchada de Arsenal en Sarandí.

Y si con este primer plato te quedaste con un poquito de ganas de más, tomá este postre. ¿Viste cuando hacés pantalla completa en Youtube, que hay un botoncito para salir del full screen y volver a la pantalla normal? Me sonaba de algún lado. A ver si lo reconocés.

Youtube Nazi

Pero yo sé que sos un glotón, y después del postre querés algo más para bajarlo. Y resulta que en la Selva Negra (o Black Forest) de Alemania, en donde, dicho sea de paso, veranean miles de israelíes por año con sus chicos, por sus hermosos parques y atracciones, hay un lugar que se llama Schluehuewana Park en Grafenhausen. Tiene una cantidad de estatuas dispersas por todo el parque. Entre ellas, una muy simpática que está haciendo el saludo nazi. ¿Qué didáctico, no?

21106564_10213999862734341_6643042726002478957_n

Por ahora, vengo haciendo un trabajo de hormiga solitaria con todos estos pequeños signos que emite Alemania día a día. Pero cada vez son más y más seguidos. Ojalá nadie venga a darme la razón en un tiempo, pero sigo pensando que Alemania es Alemania.