Olmert, a la sombra

Al igual que otras veces en las que la Justicia Israelí condenó a figuras políticas poderosas a la cárcel (Ex Presidente por acoso sexual e intento de violación, ministros por sobornos, etc), hoy nuevamente es titular que Ehud Olmert, ni más ni menos que Ex Primer Ministro de Israel entre 2006-2009, va a estar preso un año y medio por sobornos recibidos. Hubo un complejo inmobiliario lujoso que se contruyó con la ayuda de la presión de Olmert, que, ostentando el poder, influyó para que esto ocurra, a cambio de una cantidad de plata recibida por izquierda.

Yo se que todos pueden decir que es un escándalo, y lo es. Sin embargo uno que ya tiene dos o tres canas, sabe que corrupción hay en todos los gobiernos. Algunos limitan la corrupción a recibir “atenciones” con tal de favorecer ciertos proyectos. Otros para dejar libres a ciertos delincuentes, y otros para financiar actividades terroristas. Hay de todo en el reino del señor. Pero no creo que haya un gobierno con corrupción cero.

Lo que me alegra es que en Israel no solamente esos actos son de los “menos terribles” que se conocen en el mundo y que, justamente, SE CONOCEN. Es decir: hay justicia. Hay faquin justicia y por más que seas un ex-primer ministro, no hay hilos que puedas mover para tapar lo que hiciste con plata o con asesinatos, como suele pasar en.. por ejemplo… Argentina.

Yo lamento tener que decir esto último pero es la verdad. Y cuando decidí irme del país (argentina), siempre dije: quiero vivir en un país en serio. Y hoy, mientras muchos se escandalizan, yo, que no soy más un utópico imayin ol de pipol, sonrío disfrutando lo que vine a buscar.

Ver la noticia aquí

14513758773710

A los palestinos pobrecitos, y a los que viven lejos

Cuando la gente desde lejos opina sobre lo que pasa en otro país, en general le pone los pelos de punta al que vive el conflicto de cerca. Así como a los argentinos que viven en Buenos aires les revienta que alguno de sus compatriotas que viven en Israel hable a favor (o en contra) de Critina y su séquito. “¿Y vos qué sabés?” Es lo primero que uno tiende a decir.

La mejor técnica que yo encuentro casi siempre para explicar un problema que me aqueja, es transladarlo al mundo del que me escucha, para que lo sienta en carne propia y pueda entender mejor.

El conflicto con los palestinos ya lleva mas de 40 años. Y siempre se escuchan las mismas frases diciendo “los palestinos no son todos terroristas”; “los usan de escudos, pobre gente!” “israel mata civiles que no tienen nada que ver”.

Vamos a hablar de hechos que tienen que ver con argentina, en las décadas pasadas para explicar que los palestinos civiles inocentes que no son terroristas, tienen tanta responsabilidad como aquellos que disparan los cohetes. No quiero decir con esto que merezcan morir, no no. Ni siquiera el que dispara el cohete merece morir. Nadie merece morir. Pero por lo menos entendamos que casi no hay nadie que pueda decir “soy inocente” en este conflicto.

En argentina en la década del 70 reinaba el caos en las calles. Un buen día los militares se adueñaron del poder e hicieron a su antojo. Violaron todos los derechos humanos y asesinaron sin piedad. Es fácil echarles la culpa de todo. Sin embargo, un buen día los militares se fueron. Y fue porque la gente los empezó a empujar, a echar, porque hicieron manifestaciones de cientos de miles de personas protestando, porque el apoyo que les dio la gente para tomar el poder, desapareció. ¿Cómo? ¿Qué dijiste, josi?” Claro. No podés negar a esta altura que la gente APOYO el ingreso de los militares. El país, ya lo dije, estaba sumergido en un caos de violencia, asesinatos, bombas y demás, producto de la lucha interna del peronismo por el poder. Cuando todo se le fue de las manos a Perón (y luego a su esposa, Isabelita), los militares empezaron a actuar, y cuando se les dio via libre, dijeron “correte del medio, democracia” y se zarparon. Obviamente la gente que decía “los militares van a poner en vereda a los montoneros” nunca imaginaron que los militares iban a ponerlos en ataúdes no solo a los montoneros sino a cualquiera que tuviese una remera de color rojo(?).

Volvamos a Israel. El pueblo pelestino hoy en día no tiene un gobierno sino dos. Uno es gobernado por Abu Mazen, en Cisjordania, y el otro por Hamás en la franja de Gaza. Técnicamente, funcionan como dos países diferentes. ¿Con quien debería firmar la paz Israel? Como se negocia cuando cada bando quiere algo diferente? Y lo más importante: ¿quién piensan que puso a Hamás en un gobierno paralelo que domina lo que pasa en Gaza? El pueblo palestino. Señores, no se duerman más. Todos los gobiernos llegan arriba por apoyo de su pueblo. El gobierno nazi que puso a Hitler en el poder en elecciones democráticas, la gente golpeando la puerta de los cuarteles en argentina, y el pueblo palestino dandole la derecha a Hamás para atacar a Israel con cohetes.

El discurso palestino de la ocupación se terminó en la franja de Gaza cuando Ariel Sharon (derechista si los hay) decidió dar un golpe de timón y sacar a TODOS los israelíes de Gaza, y al ejército, sin que hay aningún acuerdo mediante. Sin pedir nada a cambio. Sin garantías de obtener a cambio seguridad para su país. Ese momento histórico en el cual el Pueblo Palestino pudo haber elegido el silencio, la calma (ya ni hablo de paz, hablo de calma) fue desperdiciado y lo único que hicieron es acercarse más al límite y poder tirar libremente más y mejores cohetes que en vez de llegar a Sderot, hoy ya llegan a Cesárea, a unos 30 km al norte de Tel Aviv. Hoy por hoy no existe NINGUNA ciudad a la que los palestinos no puedan llegar usando sus cohetes. Ya sea desde el norte como desde el sur.

Ya sé lo que vas a decir VOS: “Josi, vos te pensás que los palestinos civiles, pobrecitos, tienen opción de decirle a los teroristas “no se metan en el patio de mi casa a tirar cohetes?” Y la respuesta es “¡Claro que sí!” Si los palestinos como pueblo pueden oponerse con lo poco que tienen a un ejército superpoderoso como el de israel, entonces no me digas que entre ellos no puede la enorme mayoría (que son los civiles que -supuestamente- quieren vivir en paz, oponerse a los ataques, detener al gobierno de Hamás, elegir un gobierno pro-acuerdos de paz. ¿Cómo se hace? Querido, ¡usá wikipedia! La historia está repleta de ejemplos. Fijate como se terminó echando a los militares en argentina, o en Uruguay. Lee un poco. Si son mayoría, ningún gobierno puede actuar sin el apoyo del pueblo. NINGUNO.

Eso sí, si no los echa el mismo pueblo palestino, entonces están optando, pasivamente, por otra solución, que es dejar que fuerzas externas los terminen echando. En este caso Israel. Así como los ejércitos aliados echaron a Hitler. Y bueno, no va a ser simpatico si eso ocurre. No. Porque no vino el General Smith(?) a decirle a Hitler “señor adolfo, por favor retírese sin hacer escándalo”. No. Lo cagaron a bombazos. El pueblo alemán fue cómplice con su pasividad. Quién más, o quién menos. Algunos actuaron cooperando y otros simplemente no hicieron nada. Y la fuerza vino de afuera. En Argentina las mismas cagadas que se mandaron los militares los hicieron perder apoyo en la gente, y se fueron echados al no tener consenso. Pero Hamás, lejos de irse, hace 40 años que sigue en la suya. Y no es magia. Es porque “los pobres civiles” no hacen nada. Porque activa o pasivamente, los apoyan. Y ni hablar del apoyo internacional que reciben, que es material para otro post. Pero hoy me ocupo de los palestinos, de aquellos que quieren plantar tomates y algún dia veranear en Eilat. Esos que los que no entienden nada dicen que son pobrecitos. No señor. Un año, dos, cinco, ¡siete! te lo puedo aceptar… pero 40 años ya no son pobrecitos, son cómplices de una organización terrorista que se llama Hamás. Y si ellos no quieren a sus hijos lo suficiente, no esperen milagros. Hagan algo, y van a ver que mágicamente, la paz se firmará como con Egipto, o Jordania, que alguna vez fueron enemigos acérrimos. Hasta tanto, dejen de llamarlos pobrecitos, haganme un favor.

JUMBO_zuk_eitan

Un día como hoy…

…pero hace 14 años, me subía a un avión para dejar Argentina y venirme a vivir a Israel.

No hubo un solo día en estos 5107 que me haya arrepentido.

En ese tiempo me desarrollé como profesional, como padre de familia, tuve 4 trabajos, 5 casas diferentes, 3 autos, 3 hijos, 4 novelas. Pero por sobre todas las cosas, mucha satisfacción y sensación de realización. 7 años de facultad tuvieron su recompensa en estos pagos.

Espero haberle dado al país al menos lo mismo que me dio a mí.

Gracias Israel por haber superado mis expectativas.

El Abogado del Diablo

Tanto en fútbol como en… todo, a mí me llaman el contra. Es una buena forma de debatir ideas. No es que lleve la contra para romper las pelotas, sino para facilitar el debate. Y enriquecerlo. A veces uno ve que “no es tan así”, y casi siempre entendemos que la verdad está siempre en el medio.

Volviendo a la protesta israelí y a las carpas en las plazas etc… quiero volver a echar una mirada sobre lo que yo veo en las calles.

Yo viví en Argentina. Estuve ya inserto en el mercado laboral cuando fue la hiperinflación. Viví lo que era cobrar un sueldo de 49 dólares y que a los 10 días no valiese nada. Vi como la sociedad se iba al carajo y nadie podía comprar nada. No, no viví en Tucumán viendo a esos chicos que se desmayaban de hambre en el aula. En Capital Federal la realidad era otra (los chicos limpian vidrios de autos, pero esa es otra historia).

Lo que quiero decir es que cuando ves que todo se va al carajo, la ciudad hace eco de eso en su ecosistema, que se va modificando. Y aparecieron negocios “monoproducto” o “parripollos”. Aparecieron formas nuevas de comprar que abarataban el producto a niveles increíbles, porque los negocios tradicionales se quedaban sin clientes. La gente se tomaba la molestia de ir a Carrefour aunque quedase lejos porque la comodidad de comprar en lo del chino de la vuelta ya le salía caro. Y creeme que cuando tenés fiaca, pagás la comodidad. Pero cuando no hay, no hay.

En Israel yo veo que esos síntomas no están. No en Tel Aviv y no en Kfar Saba. Veo que no dejan de abrir lugares de diversión, negocios de anteojos de sol que valen 40 veces los que (yo por ejemplo uso) se venden en Tira. Alrededor de 150 dólares; Bares cada vez más occidentales (recuerdo que hace 13 años cuando llegué al país les decía a los israelíes que las panaderías de Almagro tenían mejor aspecto que las joyerías de acá). Los shoppings estallan de gente a diario. Yo no entiendo bien por qué. Nadie abre negocios pagando fortunas en un shopping si no vende nada.

No quiero decir que todo está bien. No me salten encima. Pero tampoco creo que no se llegue a fin de mes, en términos generales. No lo veo en las calles, no veo que los cines cierren como pasó en Baires. No veo que cierren bares para abrir en su lugar negocios de Todo por $2 como pasó en Capital. No veo que organicen ferias del trueque (yo quise armar una pero no tuve quorum!). No hay “Parques Rivadavia”; los mercados árabes cada vez venden mas pelotudeces y menos comida o cosas de primera necesidad. Los cumpleaños de los chicos se hacen con animaciones costosas. Cuando querés una cabaña en el norte te cuesta conseguir, la gente viaja a Argentina seguido.
Y antes de que me digas “me tuvo que pagar el pasaje mi tío” yo te digo que si no llegás a fin de mes, esa plata la ponés en el banco. No te lo dice alguien que vivió en una nube de pedo toda su vida, creeme. Ni tampoco vivo ahí ahora. Pero bueno.. quizás yo miro al mundo con ojos completamente diferente.
Sigo: veo bares repletos en medio de la semana a la noche. Me tomo un día de vacaciones del laburo y a las 2 de la tarde están los cafés Aroma llenos de gente. La gente no se compra PCs armadas chinas sino que proliferan las laptop de marca. La gente regala sus viejas teles de 25 porque se compraron un plasma de 42. No se venden a rolete películas truchas porque hay VOD.
Todos síntomas que veo y me confunden. Porque si los viese simultaneamente con los otros que nombré arriba, te diría que está todo mal, polarizado, los ricos son muy ricos y los pobres muy pobres. Pero no lo veo. Y si vos viviste en argentina, algo de eso te tenés que acordar. Ahí sí que había gente que no llegaba a fin de mes. Y se notaba en la calle.
¿Puede ser que en la ciudad que yo vivo todos sean millonarios? Lo dudo. También en mi ciudad hicieron carpas y fue uno de los 10 focos en los que se manifestó este sábado que pasó.
Estoy seguro, lo digo de nuevo, que en Kiriat Shmona, Kiriat Gat, Dimona o hasta Gedera la situación debe ser más jodida. Pero dudo que alguien me pueda decir que la sociedad israelí no está mal acostumbrada. Le duele porque vinieron años de vacas flacas. Uno se acostumbra a lo bueno y lo hace ley. Pero lamentablemente no es así.