El judío que salta

Yo soy una persona sensible al antisemitismo. He sufrido en mi vida bastantes ataques antisemitas en forma personal y directa. He renunciado a mi trabajo de 8 años un buen día a las 10 de la mañana (y me fui a mi casa en el acto) porque me pintaron una esvástica en la pantalla de mi computadora con liquid paper. Me han tirado piedras por ser judío. Etc. Ser judío en Argentina es toda una aventura. Pero hay una sensibilidad extrema en la comunidad judía que a veces juega en contra y nos estigmatiza como “sensibles por demás” (por no decir “al pedo”).

Idiosincrasia:

Modo de ser que es característico de una persona o cosa y la distingue de las demás.
Cada grupo de gente, obviamente con las sanas y necesarias excepciones, tiene una forma de ser característica. Es la mayoría. Es algo que viene de lejos.
El hincha de Chacarita es violento. ¿Todos? Claro que no. ¿Muchos?… y… sí. O al menos los que se hacen notar mucho. Y el tipo común que lee el diario no va a ir a hacer un censo a la tribuna para ver si es científicamente cierto que “la mayoría de los hinchas de Chaca son violentos”. Cae en una generalización en la que pagan justos por pecadores.
Más: todos los nazis son malos. ¿Es cierto? ¿No habrá habido un ministro de agricultura nazi que nada tuvo que ver con las aberraciones del Tercer Reich y fue un buen tipo? Puede ser. No podés negarlo. Pero se instaló, con razón, la frase de que un nazi es un hijo de puta. Y así podemos seguir.
La idiosincrasia de los pueblos, grupos, equipos, conjuntos de gente, existe. Para algo inventaron la palabra idiosincrasia, no? Es injusta porque no contempla las excepciones. Y si vos sos una excepción, te va a joder. Pero tenés que ser amplio y aceptar que la idiosincrasia, existe.
A los judíos les gusta la guita. Y sí. No podemos decir que no. Hay excepciones. Hasta yo te diría que soy una de ellas. Soy uno de los pelotudos que tiene ahorros en un plazo fijo. Imaginate que no me da ni la gana de levantar un teléfono para interesarme por un programa de inversión que dé más intereses. Me importa poco y ahí está, haciendo reír al banquero que se refriega las manos usando mi plata para que el banco gane millones(?). Pero sí… a los judíos les gusta la plata. Cuando vivía en Argentina escuchaba todo el tiempo decir cosas como “no seas judío” (por tacaño) o similares. Y me enfurecía. Pero cuando me vine a vivir acá, me di cuenta de la gran diferencia que hay entre el argentino medio y el israelí medio: acá todos te preguntan cuánto pagaste por todo. Acá todos los mediopelo están siempre pensando en cómo invertir un poco más, o cómo evitar tener que pagar tal o cual impuesto si haciendo tal o cual trámite se lo puede ahorrar. Los negocios se promocionan siempre como “el más barato de la ciudad” y no como “el mejor”. Es así y negarlo sería mentirse. Al israelí, la plata lo ocupa mucho. Y quizás es por eso que el país dio pasos agigantados y en 70 años hizo lo que otros no lograron en cientos de años.
En Argentina, cada vez que se usa la palabra “judío”, todos levantan las antenas. A ver qué dijo? Cuando Celeste Carballo sacó el tema Seré Judía, la acusaron de antisemita. ¡Qué boludez! Ni siquiera se tomaron la molestia de entender la letra! Si alguien dice que Hitler es capo, es antisemita. ¡No es necesariamente cierto! El plan de exterminio de los judíos por parte de mis queridos alemanes fue solo una parte de su loca locura de creerse superiores. Pero no fue su odio a los judíos los que los hizo creerse una raza superior. No nos creamos tan importantes!Ser nazi es ser nazi. Implica un montón de cosas. Es como ser de Boca. Quiere decir un montón de cosas, pero no necesariamente que apoyaste al Panadero cuando tiró gas pimienta.
Acá en Israel, ¿acaso vos no hablás de los rusos diciendo que son tal o cual cosa? ¿No los llamaste alguna vez “congelados”? Y me imagino que te imaginarás que hay más de una rusa fogosa que de congelada no tiene nada. Generalizás porque en general, el ruso es seco, frío y no se ríe mucho si no lo surtís con un litro de vodka. Pero hay rusos que te cagás de risa. Seguro que vos también conocés alguno. ¿entonces? Hablás de los mizrajíes. Hablás de los chinos (los del super, los que fabrican todo que es una mierda y que no les importa nada)(y te puedo dar ejemplos de cosas de extremada calidad que se fabrican en China!)
Decime con una mano en el corazón… en medio de la pandemia del Coronavirus, y aunque no lo hayas hecho, ¿podrías haber dicho la siguiente frase?
“Los chinos ahora con el coronavirus, ponen a trabajar a todos los presos y a los chicos para fabricar barbijos y se llenan de plata”.
Cuestión… todo esto surgió así a borbotones porque un profesor en la universidad en Córdoba salió a decir en una clase, entre otras cosas, que los judíos en Alemania la pasaban muy bien, y mientras todos se hundían en la hiperinflación, seguían llenándose de plata, y que la envidia nazi hizo que los quieran exterminar, y que querían dominar al mundo, y que no hay judíos pobres y que “andá a sacarle un peso a un judío”.
Yo, la verdad, no me sentí ofendido. Y eso que me ofendo fácil con esas cosas eh! Pero no creo que haya algo antisemita. Hay sí una linda envidia. Decir que los nazis mataron 6 millones porque les iba bien? Mamita! nos debía haber ido muy pero muy bien para generar tal envidia! Ese profesor tiene resentimiento porque conoce una bocha de judíos con plata y él seguramente no la tiene. Así como algunos le tienen bronca a Messi porque gana mil torneos, pero el único que querías que gane, el Mundial, no lo  ganó. Entonces le embarrás la cancha y empezás a decir pelotudeces; que no canta el himno, que es pecho frío, etc… Pero seamos más inteligentes y usemos la cabeza para entender, que lo que el tipo tiene no es un odio real sino una frustración propia que es su peor defecto! Que en lugar de intentar copiar lo que los judíos hacen, elige criticarlos porque no se cree capaz de seguirles el ritmo.
Si yo fuese profesor, en la universidad, y me tocase explicar la caída de Saddam, ¿cómo explicaría que EEUU, que no tiene límite con Irak, invadió el país y derrocó al presidente, y lo colgó, sin decir que EEUU es un país que se erigió en el dueño de la justicia en el mundo, y encolumnó detrás suyo a las grandes potencias, y que el que no lo sigue, cagó fuego? Habrá que decirlo y eso no me convierte en un antiyankies. Porque es cierto. A alguien le podrá gustar, a otro le parecerá injusto e imperdonable. Pero es la idiosincrasia yankie.
Yo no voy a permitir jamás que nadie se levante contra el pueblo judío y quien lo haga será objetivo de todo mi odio y me enrolaré para destruirlo antes de que me pueda tirar siquiera del pelo. Pero no voy a hacer un escándalo por cada frase que dijo un pelotudo, por más que sea un profesor de la universidad en córdoba.
Nosotros también estigmatizamos. No podés ser más papista que el papa. Todos decimos pequeñas barbaridades. Y aceptemos que los judíos saltamos como leche hervida. Yo he saltado en mi vida. Incluso en este blog. Pero ahora estoy del lado que mira con una sonrisa y dice “ladran, sancho!”.
Todos tenemos una idiosincrasia. ¿Cuál es la tuya?

Con Esta Si, Con Esta No

Como vengo reclamando en este blog desde el año del pedo, el mundo mira lo que se le canta.

Lo interesante es que a veces cuando querés comparar dos sucesos te dicen “era otra época, qué querés!”. Bueno, ahora no es otra época. En Irak, el grupo “Daash” (en Inglés ISIS, en castellano Estado Islámico), que es una agrupación terrorista desprendida de Al Qaeda, se autorpoclamó Califato y no reconoce la autoridad de nadie. (Les suena? es lo que hizo Hamás, desconociendo al primer ministro palestino Abu Mazen). No contentos con esto, los de Daash salieron a conquistar tierras matando a todo aquel cristiano que no se convirtiese al Islam. Claro, te suena a la Inquisición. Y no es casualidad. Hay religiones que aún no evolucionaron.

Estados Unidos, ni lerdo ni perezoso, ya está bombardeando.

Lo que pasa en esa zona en este momento es tremendo. La gente, decenas de miles, escapó del terror de estos asesinos fanáticos, y están muriendo de hambre y sed. No son gente de guerra ni tienen “su propio bando”. Son víctimas 100%. Entonces viene EEUU y bombardea. Y dice que si hay que seguir, va a seguir.

¿Por qué no viene a Gaza? ¿Por qué el Mundo se mete en ciertos lugares y en otros no? ¿Por qué a nadie le importa la suerte de los Gazatíes?

Mientras tanto, en el mundo, una nueva hora comienza.

 

Siria en cuenta regresiva

Vengo a escribir un post y al elegir las etiquetas, voy por Siria y Estados Unidos. Y me sonrío. Porque no hay ningún post que en el fondo no tegna que ver con Estados Unidos.

En 24 horas EEUU, el de Obama, el que vino a recambiar de aire porque Bush era un sanguinario que “invadió Irak por el petróleo y nunca encontró las armas de destrucción masiva”, ese mismo EEUU que al final de cuentas no difiere en nada del que derrocó a Saddam, va cargarse una vez más un gobierno. Esta vez le toca a Siria.

Tengo todo el tiempo sentimientos encontrados con este tipo de accionar. Un zig zag de contradicciones interminables. Acompañame y fijate si te pasa lo mismo.

Por un lado digo con mi mejor tono idealista: “cada país hace lo que quiere en su casa” y EEUU no tiene por qué meterse.

Pero por el otro digo “si mi vecino le pega a su esposa, yo llamo a la cana y que le tiren la puerta abajo a ese hijo de puta”.

Por un lado reclamo la autodeterminación de los pueblos

Pero por el otro recuerdo que justamente por la inacción del mundo entero, en Alemania mataron a 6 millones de judíos.

Entonces digo, hay que hacer algo. Y la discusión de siempre es acciones o sanciones? Ya hubo sanciones y como el mundo se rige por el vil metal, parece que por detrás del telón, los negocios siguen haciéndose. Y Siria hace más de un año que viene masacrando personas inocentes. Porque si fuese un ejército oficial contra otro rebelde, que se maten y que gane el mejor(?) Pero acá luchan sin miramientos y le dan a todos sin pensarlo dos veces. Chicos, familias… Las sanciones no funcionaron. Algo hay que hacer.

Después me pongo a pensar como vecino involuntario: le avisan a Siria que van a atacar (vieron qué modernos? ya no hay guerras sorpresivas, ya todos saben a qué hora empieza la guerra y dónde van a caer los cohetes. Es como ver al Barsa: sabés a que hora y sabés que Messi mete un gol). Siria entonces dice “si me tocan, bombardeo Tel aviv. Say What?

Por un lado digo “qué carajo tenemos que ver en Israel?

Pero por el otro digo “y acaso EEUU tiene algo que ver?” Si le pegan con cualquier excusa, ellos tampoco tienen que ser tan lógicos a la hora de responder. Vale todo!

Y cuando pienso, una vez consumada la triste realidad, en forma un poco más egoísta, qué me conviene, también zigzagueo.

Por un lado, con Assad (tanto el padre ya fallecido como el joven heredero, actual presidente de Siria) jamás se pudo ni se podrá firmar la paz.

Pero por otro, los gobiernos títere que pone EEUU a la larga terminan siendo peores que los que estaban (ejemplo: Hamás en los territorios palestinos. ¿no extrañas a la OLP?)

Por un lado los Israelíes se vanaglorian de ser la única democracia en serio de Medio Oriente.

Pero por el otro, cada vez que los tiranos caen en medio oriente, la democracia pone en su lugar gobiernos fundamentalistas que amenazan mucho más a la paz de mi hogar, en Israel. Ver ejemplo de Egipto. Sacaron a Mubarak y ahora los hermanos musulmanes masacran sin pena ni gloria a su gente por protestar.

Por un lado los dictadores son malos por no representar la voluntad del pueblo

Pero por el otro son tipos cuya ambición y experiencia(?) en el poder los llevaron a transar en cierta manera con Occidente para poder hacer negocios, y moderaron sus acciones. Porque seamos realistas… hay bardo en medio oriente, pero Guerra posta, no hay . Algo es algo.

Cuando vienen los musulmanes fundamentalistas al poder, lo primero que dicen es que no pueden prometer que van a respetar los acuerdos de paz con Israel. Ya he escrito que con el Líbano ya había un acuerdo firmado que el gobierno entrante anuló en los 70s, y finalmente nos comimos dos guerras con el país del arbolito en la bandera.

Entonces, por un lado estoy con el culo en las manos

Pero por el otro…también xD

Digerime Esta

Una misma noticia, con mensaje para varios:

“4400 millones de dólares para la reconstrucción de Gaza”.

100 millones de dólares aporta Arabia Saudita.

900 millones de dólares los aporta EEUU.

680 millones la Unión Europea.

426 palitos los reinos unidos árabes (?)

220 milones Kuwait.

Para el zurdaje barato (aka antiimperialismo a ultranza): si EEUU fuese tan demoníaco, ¿qué es lo que le hace poner más plata que TODA la Unión Europea, que siempre soporta tanto la causa palestina? Pensá un poquito si Europa se preocupa por los palestinos o no. Pero cuidado, si te empezás a cuestionar cosas, vos que sos a ultranza, puede ser peligroso y quizás termines descubriendo que tu mamá no te quiere.

Para la Unión Europea y EEUU: declaran que por sobre todas las cosas, exigen la liberación de Gilad Shalit, el soldado israelí secuestrado hace (¿cuánto? ¿tres años ya?) mucho. Pero no lo exigen como condición para entregar el dinero (cosa que, believe me, aceleraría los trámites notablemente) sino que lo dicen porque hay que decirlo. Hipócritas.  Sería facilísimo mostrar el fajo y decirles “traeme primero a Gilad o no te doy nada”. Mundo de Mierda.

Para Israel: la falta de buena voluntad para con Israel descripta en el párrafo de arriba muestra a las claras lo que vengo diciendo hace rato: hay que cagarse en la opinión pública mundial y tener nuestra propia agenda.

Para vos(?): ¿No te parece que debería establecerse un mecanismo mediante el cual se muestren pruebas fehacientes de la forma en que se gasta semejante cantidad de dinero? Habiendo visto que Hamás secuestró ayuda humanitaria para venderla en Gaza, ¿no te suena a que esa plata la van a usar para dejar a su propia gente en la miseria y usarla de publicidad mientras compran cohetes? Ves, cuando te conviene no decís nada.

¿De qué lado estás ahora?

La Oposición

Puede ser que yo no lea los diarios adecuados, pero tengo una sensación.

Recién escuchaba cómo Obama (o alguien en su nombre) decía que una vez que la elección termina, hay que trabajar juntos por el país; demócratas y republicanos. Siempre se dice eso. Pero tanto en Argentina como en Israel, sabemos que los de la oposición están al pie del cañón para marcar los desaciertos de quien gobierna. Y está bien. Así los de arriba se tienen que cuidar de no meter la pata tan alevosamente.

Pero en EEUU da la sensación de que o se lo toman en serio eso de ponerse todos del mismo bando, o que directamente dicen “ah, ¿perdí?, entonces hacete cargo vos y a mí no me jodas”. Como que no hay oposición.

¿Acaso alguien me puede decir quién fue el más enfático demócrata que se puso delante de todas las cámaras del mundo a despotricar contra Bush? No, Michael Moore no cuenta. No, Chavez tampoco porque no tiene green card. No, el Secretario General de Quebrach0 tampoco porque creo que no sabe leer.

Es un fenómeno extraño. No sé si ellos tienen que aprender de nosotros(?) o al revés. Pero a juzgar por quién tiene la batuta, tengo una leve sospecha.