Turismo Peligroso Visto por la Prensa Antisemita

Abro internet y veo que desde Siria violaron la frontera cientos de manifestantes palestinos que conmemoran la Nekba (o tragedia palestina, creo que sería la traducción).
Para que te des una idea: ningún israelí puede entrar a Siria ni a Líbano. No a comprar un paquete de arroz, ni a visitar la tumba de su abuelo o a traficar hummus(?) Nada. Y al revés tampoco. Es un límite que está prohibido pasar.
Son dos países con los que no hay tratado de paz y las visitas MUTUAS están prohibidas.
Diferente es el caso de Jordania o Egipto, con los que hay acuerdo y se pueden visitar.
Sabiendo eso, imaginate que me pasaría a mí si salto la reja que separa Siria de Israel. No queda ni un post para escribir. En el acto me liquidan.

Ahora que sabés cómo es la situación, imaginate lo que implica cientos de manifestantes que violan la frontera en actitud violenta.

Pero la prensa latina, como siempre, lo titula de la siguiente manera:

“Por lo menos doce palestinos muertos en choques con el ejército israelí. Les dispararon cuando cruzaban las fronteras desde Siria y Líbano”
“Diez muertos y 112 heridos en frontera entre Israel y el Líbano. El tiroteo se produjo este domingo cuando refugiados palestinos manifestaban del lado libanés para conmemorar la Nakba”

Claro, fijate como te manipulan y subestiman a vos, que quizás no sabés que la frontera esa NO SE PASA ni para un lado ni para el otro. Vos pensaste que era ciudad del este o colonia. Pero no.

los links aca, aca y aca

Anuncios

Los Muertos de Siria

Assad dice sin toser ni tartamudear, que la misión de reprimir las protestas en su país terminará pronto.
Mientras lo dice, más y más compatriotas suyos mueren asesinados por la represión policial/militar (ya salió con tanques a la calle).
Recuerdo a Siria protestando en pos de los derechos humanos de los Palestinos (¿hace falta que busque un link?) cuando Israel bombardeaba Gaza en respuesta al secuestro de Gilad Shalit y de los cientos de cohetes que caían sobre casas de civiles, jardines de infantes y escuelas en Sderot.
Siria decía que Israel era un país asesino y que el mundo debía reaccionar.
Hablaron de respuestas desproporcionadas (para variar).

Ahora tiene kilombos en casa. Y el “otro bando” ni siquiera está armado. Solo tienen pancartas y gritos de protesta contra un régimen antidemocrático impuesto.
Y los asesina sin pedir permiso. Dispara a mansalva sobre los manifestantes para sofocar las voces de protesta.

Creo que los lectores de este blog son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de lo ridículo de toda esta situación.
Sepan diferenciar de gobiernos pacifistas de gobiernos antisemitas.
En medio oriente se han visto muchas cosas terribles. Pero a manos de Israel, jamás se vio una cosa así.
Ahora decime de qué se va a disfrazar Assad. Y vos también.