Barenboim No sabe

“Al hablar sobre el conflicto palestino-israelí dijo que es “un problema humano entre dos pueblos que sienten el derecho de vivir en la misma tierra”

Barenboim recibió la ciudadanía Ilustre en Buenos Aires. Ja. Si va al repechaje de Domingo para la juventud pierde por afano.
Entendamos (o tratemos) lo que dijo a ver qué quiso decir.

Si cuando dice “la misma tierra”

a) se refiere a Cisjordania y Gaza, se equivoca porque ningún israelí quiere vivir ahí ni se disputa esas tierras. Ni el mismísimo Ariel Sharon que fue quien devolvió Gaza.

b) se refiere al territorio de Israel entonces está avalando y declarando que los palestinos pretenden no solamente Gaza y Cisjordania como suelen decir para los giles que no leen bien los diarios, sino que quieren todo el territorio de Israel. (y la pregunta es qué piensan hacer con los israelíes, ¿no?)

Prefiero pensar que es un ignorante y optar por la opción a) Prefiero ser inocente y creer en imayin ol de people.
Pero antes de que salgas a defenderlo al ilustre, fijate que él mismo reconoce sus limitaciones, y por eso lo aplaudo:

“En realidad yo no lucho por la paz, porque para eso hacen falta muchos otros instrumentos, pero sí propongo que luchemos todos contra la ignorancia, porque ella nos lleva a la injusticia, a la violencia y, a veces, al temor de saber demasiado sobre ciertas cosas

Evidentemente su temor a saber mucho le impide informarse un poquito antes de hablar. Claro, todavía sigue contando los billetes del premio por la paz que recibió y que nunca invirtió en la tierra palestina tan adorada.

Danielito y Slutzky -el corresponsal de Clarín en Israel- podrían abrirse un kioskito en ramallah y vender petardos si quisiesen ser un poquito honestos con su propia ideología.

Hablemos de Olmert

Esto bien se podría titular “cosas que pasan en un país en serio”.
Realmente lo que pasa en este país es de no creer. Quizá me esté faltando alguna ficha para armar el rompecabezas. O quizá yo ya venga con al cabeza rota después de haber vivido 27 años en Argentina.

Olmert, el primer ministro, está siendo investigado pro al justicia. Eso solo ya amerita un aplauso con ovación, de pie. No hay inmunidad política que valga.
El motivo por el que Olmert se pasa más horas del día en la sala de interrogatorios que en su despacho laburando para lo que le pagamos es, en títulos generales: acusaciones de corrupción. Suena feo, claro. Pero veamos el detalle.

En Israel hay una “Ley de Regalos” que le impide a un funcionario público recibir cualquier tipo de “beneficio” económico. Supongo que la ley detalla límites, porque si no en cada cumpleaños tendría que renunciar el gobierno entero. Pero para poner un ejemplo del pasado, un diputado tuvo que renunciar cuando se comprobó que en un fin de semana en un hotel familiar le hicieron descuento “por ser diputado”. Increíble.

Lo de Olmert, por lo que tengo leído, es que recibió plata en sobres, en efectivo, de un empresario norteamericano. ¿Cuánta plata? En uno de los sobres había 25 mil dólares para pagarse unas vacaciones familiares en Italia.
25 lucas. Por esa plata en Baires no se molestan en abrirte un jucio, que entre coimas y burocracia sale mucho más que eso.

El punto es que si ese empresario le dio plata a cambio de hacer aprobar una ley que le permita vender productos cancerígenos comestibles, o si lo hizo a cambio de obtener el puesto de Jefe de Aduanas (cofYomaCof), entonces se puede hablar lisa y llanamente de SOBORNO.
Pero por lo que tengo leído (y lo repito porque quizás se me pasó algo), a Olmert no se lo acusa de haber favorecido a nadie a cambio de esa plata sino de haberla recibido solamente.

Uno que viene de otras pampas puede pensar que es un ejemplo a la “Al Capone” que no le pudieron probar miles de crímenes, y cayó por evasión de impuestos. A Olmert no lo pudieron tirar ni por la guerra del Líbano2, ni por el informe Winograd, que son cosas gravísimas, y al final lo van a terminar tirando por esta “boludez”.
Pero no. No es una boludez. Porque si dejás pasar esto, ya sabés dónde termina este tren. Y si no lo sabés, buscá en Wikipedia la frase “La Feyarri es mía, mía, mía”.
Hay que sentar precedentes. Es una cuestión de educación.
Quizás voltear un gobierno que -dice- está acercándose a firmar la paz con un histórico enemigo como Siria pueda sonar a exageración o inoportunismo. Sería como desituir a Alfonsín en medio del juicio a las juntas porque nombró a un amigo personal a cargo del Hospital de Niños.

Pero la ley tiene esa cosa inflexible de no entender excepciones. El ley y punto.
Veremos si Olmert resiste como hierba mala o si al final encuentra una forma elegante de salir si dejar todo hecho un kilombo.

Ejemplo de Falsa Negociación

Yo era inocente cuando llegué al país, pero ahora ya conozco algunos truquitos. Se entiende que una persona que recién entra al baile se coma los amagues. Lo que no entiendo es cómo todavía alguien cree en esas declaraciones fantásticas cuando hace 40 años que vive en el país (y sus alrededores).

Por ejemplo (y te lo cuento al estilo Sanfilippo explicando las vivezas del fulbito): supongamos que vos estás intentando negociar con los palestinos, y los términos se ponen duros, y querés sacarlo adelane porque -por poner un ejemplo- tienen un soldado secuestrado. Pero claro, los palestinos se ponen duros porque desde el norte, siria y el líbano (junto con Irán, para que ahorrarnoslo) hacen lobby a favor de ellos. Los bancan en su intransigente posición. Los usan de ariete, sin que se den cuenta.

Entonces viene Olmert y empieza  hacer el sainete de firmar la paz con Siria. Los de Damasco se prenden en la jodita de tinelli porque saben que les apunta porotos on el Tío Sam al decir “nosotros queremos la paz”. Pero ambos se guiñan un ojo y se mojan la oreja cuando nadie mira. Ni Israel qiere devolver el Golán, ni Siria imagina que se lo van a dar. Te preguntás qué tiene que ver esto con los palestinos. Y la respuesta ya le hemos debatido en el pasado: si los palestinos se creen el sketch de la paloma de la paz, se van a sentir más solos que arafat en Tel Aviv, van a pensar que con todos los límites israelíes en silencio y con una paz firmada ya no va a haber nadie con quién amenazar a Israel, y no les va a quedar otra que vender lo que les quede en remate de fin de temporada.

¿Se entiende?

Ahora que está todo más claro, solo nos queda esperar que los palestinos no sepan leer castellano. Y ustedes, no sean alcahuetes y no les cuenten nada, que por ahí, quién te dice, de puro pedo Gilad Shalit puede volver a reunirse con su familia, por ahí se firma algún tratadito de paz, quizás de culo se abren universidades en Gaza, y así de orto nomás, ligan un país que no pidieron ni quisieron, pero no les quedó otra que aceptar. De onda.

Primicia de IsReal

Las revolucionarias negociaciones que -acaban de dar a conocer- van a comenzar entre Siria e Israel dentro de una semana, al igual que las de 1998 y de 2000, van a terminar con las manos vacías para ambos lados.
Siria lo hace para bajarle un cambio a EEUU y mostrarle que al menos la sabe caretear.
Israel lo hace porque sabe que Siria está bluffeando y que al menos van a pasear en Turquía un finde.

Y ojalá me equivoque y vengan todos a regregarme en la cara que no entiendo nada. Ojalá.

Costumbres Raras

Parece que es tradición, porque también personas de treinta y pico en Israel confiesan haberlo hecho en su infancia: los chicos acá en determinado momento, rondando los 7 años, crían en una caja de zapatos gusanos de seda. Les consiguen diariamente hojas de árboles de frutillas (otra cosa no comen los fifís… pero bueno… si querés seda, que le cueste(?)).
Ahora estamos en casa en la etapa en la que 9 ya están hechos capullo y dos todavía morfan a lo loco.
Cuando se hagan mariposa les cuento.

Mientras tanto en Israel… más de lo mismo: cohetes vienen, negociaciones van, Shalit que no vuelve, y el ejército que sigue amagando con entrar a Gaza. Mejor hablemos de gusanitos de seda.

Líbano en la “Buena” Senda?

Hoy escuché en la radio unas declaraciones de Lifkin Shajak (nunca me acuerdo el nombre y tampoco estoy muy seguro de que se pronuncie así el apellido y ni que hablar de cómo se escribe) -quien fue el número 1 del ejército israelí (¿cómo se dice “ramatkal en castellano? este post es un desastre!) en el final de los 90 (¡creo!).
Lo importante es lo que dijo, qué tanto.
Dijo que si Hezbollah triunfa en su golpe de estado terrorista en su país (El Líbano. ¿o pensabas que era Siria? je) puede ser una “buena noticia” para Israel.
¿Say What?
Claro, el tipo explica.
Si Hezbollah es quien manda en el Líbano, ya no va a haber más un presidente que llora (literalmente!) en cámaras pidiendo a Israel que no combata ni responda a una organización terrorista que no responde a sus mandos y que no puede controlar. Si Hezbollah gobierna con todas las de la ley (bueh, digamos… “ley”) entonces cualquier tipo de enfrentamiento ya deja de ser una guerra de guerrillas o un “grupo de inadaptados” sino que es uan lisa y llana declaración de guerra entre dos países constituidos.

Los que leen IsReal y ARP hace tiempo saben que mi mayor frustración (y la de muchos) es que Israel tiene en su fortaleza su mayor debilidad, y que ni a los terroristas palestinos de Hamás ni a los terroristas de Hezbollah les puede responder como para ganar la guerra en tres días (que no quepa duda que puede hacerlo si quiere). Siempre hay que cuidarse de no herir a los civiles que sufren la prepotencia de quienes no los representan y blah. Sí, blah, porque es un verso. Ellos son más víctimas de sus propios compatriotas que de Israel.

Si Hezbolláh atacase siendo la representación oficial del Líbano, estaría obligado a proteger a sus ciudadanos e Israel respondería de manera acorde como para erradicar el terrorismo enemigo como se debe. De manera de no tener que volver a cuidarse de él.

Y vos, ¿qué harías si fueras Hezbolláh? ¿Tomarías el gobierno del Líbano por la fuerza?
¿No es cierto que ahora que leímos estos renglones nos queda más clarito por qué Hezbollah retrocedió de Beirut luego de haberle probado al gobierno que si quieren los mandan a la casa?