La Carpa de Lapid

Cuando la gente salió a hacer la protesta de las carpas (la versión israelí de los indignados(?)) yo me opuse a la protesta. No porque no fuese genuina sino porque era pelotuda. Porque si querían hacer algo más que pasar un verano pintoresco saliendo en TV, tenían que juntarse con gente capa que les ayudase a traer propuestas. O sos parte de la solución o sos parte del problema. La gente se quejaba de cualquier cosa y decía “que bajen los alquileres!” como si estuviese en manos del gobierno decir “bueeeeeno, staaa bieeeen”.

Montado sobre el caballito de la protesta social, Yair Lapid se armó un partido político que, a igual que su padre, logró ponerse de moda y arrastrar a mucha gente (salió segundo detrás de Netaniahu!). En mi opinión si viniese chilavert y se presentase, también arrasaría. La gente está tan podrida, como cuando tienen callos en los pies, que ya están dispuestos a probar cualquier cosa nueva.
Yair Lapid lo agarró de los huevos a Netaniahu y logró conseguir el mejor ministerio para su partido: el de economía. Yo me dije “qué mierda sabe este flaco de economia si ni siquiera en su casa pasó las mínimas necesidades como para saber lo que significa la palabra “administrar””. Y alguna gente que respeto me dijo “lo importante es que esté bien rodeado. él pone la cara nomás”.
Pero no. No es así. Ya le armaron, a dos meses de haber asumido, una manifestación en contra, con 12 mil personas, reclamando. Por qué? porque llegó a gobernar, y seguramente, como todos, se dio cuenta de que “no es tan así”. Yo estoy lejos de defender a los políticos, pero al menos en Israel te puedo decir que no se trata de echar a los ñoquis o dejar de robar por dos años, como dijo alguna vez Barrionuevo. este es un país jodido, con muchos gastos que un país normal no tiene. Y la mayoría de nosotros no tiene idea de nada, justamente porque es secreto.
Lapid ahora anunció cortes en el presupuesto, aumentos de cosas, impuestos, etc… y la gente le dice “sacale plata a los millonarios, y no a la gente”.
Uno no puede pensar que el tipo es corrupto y que lo adornaron. Tampoco puede pensar que cambió de idea como Me*em, que montado al caballito popular peronista hizo de argentina un paraíso para el capitalismo y se juntó con Alsogaray. No. Yair Lapid simplemente fue la cara visible de un millón(?) de moscas que no pueden estar equivocadas de ciudadanos inocentes.
Y ahora, no saben en qué carpa esconderse.
Propuestas, señores. Hay que traer propuestas.
Hasta tanto… no protestes por protestar. Y te gusta despotricar… abrí un grupo en FB que se llame “yo también estoy podrido de todo!” y que te hagan el culo like.
Anuncios