Todos Directores

En Israel nadie se quiere ensuciar las manos. Para eso siempre hay “otros”. La inmigración constante, de muchos países menos desarrollados (o más en crisis) hace que siempre haya gente menos preparada (o más desesperada) que quiera hacer los trabajos de limpieza de calles, etc… Antes eran los árabes, pero lentamente esos puestos los fueron ocupando judíos de Etiopía, Rusos, etc..

Si el ecosistema se hubiese equilibrado ahí, no habría problema. El asunto es que ahora, ayudados por la maquinaria propagandística que les come la cabeza a los jóvenes, todos quieren estudiar Administración, Management o como llamen a los títulos universitarios orientados a gente que dirige empresas. Es decir: “responsabilidad y liderazgo”, pero de trabajar, ni hablar.

No quiero decir que un director no labure. Yo mismo dirijo hoy. Pero lamentablemente es cierto: YO no soy el que hace los diseños. Yo no soy el que HACE, sino el que se encarga de que otros hagan las cosas, y que las hagan bien. Eso es lo importante: la experiencia que tengo encima me permite ver más que los jóvenes que todavía no se chocaron con todas las paredes, y abrirles los ojos durante el diseño, para que ni ellos ni la empresa se choque con paredes evitables.

Pero si sos un pibe de 23 años que recién sale de la universidad, por más don de mando que tengas, y por más que hayas sido capitán del equipo de judo(?), te vas a estrellar, y vas a hacer estrellar a todo el equipo.

Esto trae como fenómeno una generación de malos directores empresariales, que son cero-técnicos, y que pueden hacer fracasar las mejores ideas y llevarlas a disolverse antes de florecer.

Si todos quieren dirigir, luego… ¿quién va a diseñar? ¿Qué ingenieros van a quedar en el país? La gente está abandonando las carreras de Química, Ingeniería, Biología.
¿No se dan cuenta de que ese atajo es malo para todos?
Antes la gente quería estudiar carreras de tecnología porque este país ofrecía salidas laborales más que atractivas para mucha gente. Pero la viveza criolla-israelí les mostró a los pibes que solo uno de cada 10 ocupa con el tiempo el puesto de director. La pirámide tiene una punta, o dos, pero no 10. Entonces pensaron: si estudio una carrera que me capacita como director, tengo ventajas y todas las de ganar!
Claro, eso es cierto si lo aderezás ni más ni menos con 10 años de experiencia, que combinados te convierten en un grosso con credenciales.
Pero no, para qué. Mejor se clavan un título atrás de otro, hacen el master en dirección de empresas mientras laburan dos años en un puesto fácil de “estudiante”, y con esa poca experiencia (que se ve a la hora de manejarse, que es solo “actuar como se ve en las películas” o “hablar con mucha seguridad sin tener idea de nada”) salen a dirigir empresas y a deteriorar la industria israelí.

Es triste porque cuando eramos chicos nos contaban que en Israel no dejaban estudiar a TODOS cualquier carrera. Que si en el país hacían falta pocos médicos, subían el nivel del curso de ingreso más arriba para que solo “dos o tres” (o los que hicieran falta) pasasen.
De esa manera aseguran que no haya desempleo en esa rama de la industria, y a la vez se quedan con los mejores en cada rama.

Deberían aplicar eso más firmemente. Basta de darle navajas al mono. En muy pocos años Israel supo construir una industria de las más potentes del mundo. No dejen que se escabulla de las manos.

 

PD: este blog cumplió 7 años!

Siria en cuenta regresiva

Vengo a escribir un post y al elegir las etiquetas, voy por Siria y Estados Unidos. Y me sonrío. Porque no hay ningún post que en el fondo no tegna que ver con Estados Unidos.

En 24 horas EEUU, el de Obama, el que vino a recambiar de aire porque Bush era un sanguinario que “invadió Irak por el petróleo y nunca encontró las armas de destrucción masiva”, ese mismo EEUU que al final de cuentas no difiere en nada del que derrocó a Saddam, va cargarse una vez más un gobierno. Esta vez le toca a Siria.

Tengo todo el tiempo sentimientos encontrados con este tipo de accionar. Un zig zag de contradicciones interminables. Acompañame y fijate si te pasa lo mismo.

Por un lado digo con mi mejor tono idealista: “cada país hace lo que quiere en su casa” y EEUU no tiene por qué meterse.

Pero por el otro digo “si mi vecino le pega a su esposa, yo llamo a la cana y que le tiren la puerta abajo a ese hijo de puta”.

Por un lado reclamo la autodeterminación de los pueblos

Pero por el otro recuerdo que justamente por la inacción del mundo entero, en Alemania mataron a 6 millones de judíos.

Entonces digo, hay que hacer algo. Y la discusión de siempre es acciones o sanciones? Ya hubo sanciones y como el mundo se rige por el vil metal, parece que por detrás del telón, los negocios siguen haciéndose. Y Siria hace más de un año que viene masacrando personas inocentes. Porque si fuese un ejército oficial contra otro rebelde, que se maten y que gane el mejor(?) Pero acá luchan sin miramientos y le dan a todos sin pensarlo dos veces. Chicos, familias… Las sanciones no funcionaron. Algo hay que hacer.

Después me pongo a pensar como vecino involuntario: le avisan a Siria que van a atacar (vieron qué modernos? ya no hay guerras sorpresivas, ya todos saben a qué hora empieza la guerra y dónde van a caer los cohetes. Es como ver al Barsa: sabés a que hora y sabés que Messi mete un gol). Siria entonces dice “si me tocan, bombardeo Tel aviv. Say What?

Por un lado digo “qué carajo tenemos que ver en Israel?

Pero por el otro digo “y acaso EEUU tiene algo que ver?” Si le pegan con cualquier excusa, ellos tampoco tienen que ser tan lógicos a la hora de responder. Vale todo!

Y cuando pienso, una vez consumada la triste realidad, en forma un poco más egoísta, qué me conviene, también zigzagueo.

Por un lado, con Assad (tanto el padre ya fallecido como el joven heredero, actual presidente de Siria) jamás se pudo ni se podrá firmar la paz.

Pero por otro, los gobiernos títere que pone EEUU a la larga terminan siendo peores que los que estaban (ejemplo: Hamás en los territorios palestinos. ¿no extrañas a la OLP?)

Por un lado los Israelíes se vanaglorian de ser la única democracia en serio de Medio Oriente.

Pero por el otro, cada vez que los tiranos caen en medio oriente, la democracia pone en su lugar gobiernos fundamentalistas que amenazan mucho más a la paz de mi hogar, en Israel. Ver ejemplo de Egipto. Sacaron a Mubarak y ahora los hermanos musulmanes masacran sin pena ni gloria a su gente por protestar.

Por un lado los dictadores son malos por no representar la voluntad del pueblo

Pero por el otro son tipos cuya ambición y experiencia(?) en el poder los llevaron a transar en cierta manera con Occidente para poder hacer negocios, y moderaron sus acciones. Porque seamos realistas… hay bardo en medio oriente, pero Guerra posta, no hay . Algo es algo.

Cuando vienen los musulmanes fundamentalistas al poder, lo primero que dicen es que no pueden prometer que van a respetar los acuerdos de paz con Israel. Ya he escrito que con el Líbano ya había un acuerdo firmado que el gobierno entrante anuló en los 70s, y finalmente nos comimos dos guerras con el país del arbolito en la bandera.

Entonces, por un lado estoy con el culo en las manos

Pero por el otro…también xD

La Carpa de Lapid

Cuando la gente salió a hacer la protesta de las carpas (la versión israelí de los indignados(?)) yo me opuse a la protesta. No porque no fuese genuina sino porque era pelotuda. Porque si querían hacer algo más que pasar un verano pintoresco saliendo en TV, tenían que juntarse con gente capa que les ayudase a traer propuestas. O sos parte de la solución o sos parte del problema. La gente se quejaba de cualquier cosa y decía “que bajen los alquileres!” como si estuviese en manos del gobierno decir “bueeeeeno, staaa bieeeen”.

Montado sobre el caballito de la protesta social, Yair Lapid se armó un partido político que, a igual que su padre, logró ponerse de moda y arrastrar a mucha gente (salió segundo detrás de Netaniahu!). En mi opinión si viniese chilavert y se presentase, también arrasaría. La gente está tan podrida, como cuando tienen callos en los pies, que ya están dispuestos a probar cualquier cosa nueva.
Yair Lapid lo agarró de los huevos a Netaniahu y logró conseguir el mejor ministerio para su partido: el de economía. Yo me dije “qué mierda sabe este flaco de economia si ni siquiera en su casa pasó las mínimas necesidades como para saber lo que significa la palabra “administrar””. Y alguna gente que respeto me dijo “lo importante es que esté bien rodeado. él pone la cara nomás”.
Pero no. No es así. Ya le armaron, a dos meses de haber asumido, una manifestación en contra, con 12 mil personas, reclamando. Por qué? porque llegó a gobernar, y seguramente, como todos, se dio cuenta de que “no es tan así”. Yo estoy lejos de defender a los políticos, pero al menos en Israel te puedo decir que no se trata de echar a los ñoquis o dejar de robar por dos años, como dijo alguna vez Barrionuevo. este es un país jodido, con muchos gastos que un país normal no tiene. Y la mayoría de nosotros no tiene idea de nada, justamente porque es secreto.
Lapid ahora anunció cortes en el presupuesto, aumentos de cosas, impuestos, etc… y la gente le dice “sacale plata a los millonarios, y no a la gente”.
Uno no puede pensar que el tipo es corrupto y que lo adornaron. Tampoco puede pensar que cambió de idea como Me*em, que montado al caballito popular peronista hizo de argentina un paraíso para el capitalismo y se juntó con Alsogaray. No. Yair Lapid simplemente fue la cara visible de un millón(?) de moscas que no pueden estar equivocadas de ciudadanos inocentes.
Y ahora, no saben en qué carpa esconderse.
Propuestas, señores. Hay que traer propuestas.
Hasta tanto… no protestes por protestar. Y te gusta despotricar… abrí un grupo en FB que se llame “yo también estoy podrido de todo!” y que te hagan el culo like.

Elecciones 2013

No se si ustedes, caros lectores que viven en otros países, conocen el sistema de elecciones de Israel. Digamos que cuando al primer ministro se le hace complicado gobernar porque tiene mucha oposición en el Congreso, suelen llamar a elecciones anticipadas para no perder tiempo. Lo que se busca con eso es: o revalidar el mandato de la gente con más apoyo en el congreso (es decir, lograr más diputados que le den curso a las leyes que propone su partido) o bien darle la oportunidad al pueblo de elegir a otro partido para que gobierne, si es que así es su deseo.

Netaniahu llamó a elecciones anticipadas y la cagó(?). No solo ahora quedó mucho más trabado el congreso sino que tampoco cambiamos de figurita en el sillón de Rivadavia Ben Gurión.

En esta elección, si tuviese que titular el diario de hoy (al día siguiente de las elecciones) yo podría “Los Piantavotos.

Es que en cada elección aparece un partido Nuevo que es la estrella de la noche, se lleva MUCHOS mandatos (y no estoy hablando de una revelación pintoresca sino de una segunda fuerza detrás del partido ganador) y a la elección siguiente (cuando no a la noche siguiente) se desarma la mitad del bloque por cuestiones políticas o de ego, y se arman otros partidos pequeños y sin influencia. Recordarán a Mifleguet Hamercaz con Ytzik Mordechai, a Shinui con Tomi Lapid, al mismo Kadima que fue estrella en el pasado no muy lejano con Sharon y hasta gobernó el país y hoy no llega a pasar el mínimo porcentaje para calificar, quizás sin representantes en el congreso. Es como el fútbol argentino: sale campeón Banfield y a los dos años se va al descenso.

Dicho esto, la estrella de las elecciones de anoche, fue Yair Lapid. Un ex-periodista pintón, hijo de Tomi Lapid (otro ex-periodista mucho menos pintón, que supo ser líder de un partido efímero que fue revelación en su momento). Lapid se subió al caballito de la protesta social y se llevó la friolera de 19 mandatos, en un digno segundo lugar. Tercera vino Shely (otra ex periodista, y eso ya preocupa) liderando el histórico partido laborista con 15 mandatos.  Mucho más atrás pero hacienda una elección impresionante, Meretz duplicó sus mandatos a 6, volviendo a tomar un poco de terreno perdido con los años. El resto, los partidos religiosos y los árabes, mantuvieron sus números históricos.

Y ahora los piantavotos. Tzipi Livni, una mujer dura y de gran carisma, que supo ser la cara visible de Kadima en 2009 (saliendo primera en las elecciones) y luego se retiró de la política dejando Kadima en pelotas manos de Shaul Mofaz, volvió dos meses antes de las elecciones a piantar votos. Porque honrosa y valoradamente logró sacar 6 mandatos. Su ex partido anda tambaleando por los 2 mandatos y al final de cuentas, Netaniahu se lleva las elecciones con 31 mandatos cuando en la vereda de enfrente están 19, 15, 6, 2= 42 mandatos desparramados entre dos partidos inexistentes, un partido de moda, y el clásico partido laboral.

Está de más decir que ninguna de las listas de esas cuatro es decididamente fuerte y que podrían serlo (y gobernar el país!) si hubiesen dejado de lado sus ambiciones personales y se hubiesen juntado. Y sumando los 6 de Meretz, y algunos partidos religiosos moderados y a los árabes, podrían haber formado el gobierno de centro izquierda que luche de verdad (y no solo para boconear) contra la decadencia de la calidad de vida, el encarecimiento de la vivienda, y toooooodos esos lindos reclamos de la protesta de las carpas de hace dos veranos.

Un párrafo aparte a los que votaron a partidos mucho menores, piantavotos de profesión, que no llegan al 2% de los votos y por lo tanto son directamente descartados en la cuenta. Es cierto que uno tiene que votar de acuerdo a su ideología, pero si vos querés púrpura y tu partido tiene 15 mil votos de mierda, mejor elegí violeta, que es parecido y quizás ayudas a ese partido a tener un mandato más y que no gane el partido negro (por seguir el ejemplo de los colores). Esos votos “descartados” fueron ni más ni menos que 250 mil (¡) que en un país con 5,7 millones de votantes, es sencillamente una barbaridad.

Pero bueno… así como Arsenal salió campeón en Argentina porque todos los demás fueron peores y no por haber sido el major, acá tenemos Netanahu para rato.

Aunque existe la milagrosa y poco probable posibilidad del bloque opositor. No voy a explicar el sistema, pero solo diré que si TODOS los que NO son Netaniahu recomiendan que Lapid o Shely formen gobierno, quizás mi amigo el Presidente Shimon Peres, encomiende a ellos la tarea de formar coalición, y con eso tendremos una especie de puterío gobierno centro-izquierda en el que todos pelearan por ministerios y partes de la torta todo el tiempo. Esto lo sabremos en los próximos 10 días.

Personalmente no tengo esperanzas en el partido de Lapid, cuyos diputados, vaticino, se irán dispersando a otros partidos con el paso del tiempo (y eventuales propuestas jugosas de cargos más importantes), aunque sí el los 6 diputados de Meretz a quienes les puse todas mis fichas. Lo que hicieron en el último congreso con 3 diputados solitarios no lo hizo nadie con el triple de ñoquis.

Respecto de Netaniahu, que fue en bloque con el partido de los rusos(?) de Liberman y no le sirvió de nada porque sacó “solo” 31 mandatos, solo tengo que decir que no se cómo carajo va a juntar 61 mandatos para formar gobierno. Y si lo hace, tendrá un congreso más débil que una hormiga, y nos encontraremos en un post como este dentro de dos años nuevamente.

Analisis del Por Qué del Ataque Palestino y de Pilar de Defensa

Lo que voy a decir es una boludez. Pero ojo. Lo digo porque quizás (y no me sorprendería) en 4 años vengo a decirte “¿viste? no era una boludez”. Acá puede pasar de todo. Y la información que manejamos los mortales que andamos por la calle, no llega ni a la décima parte de la verdad posta.

Acá empieza la boludez. Fijate: hablando con un amigo que la tiene clara en el tema por haber estado mucho tiempo en el ejército, me dijo que los explosivos tienen “fecha de vencimiento”. No es un plato de acero hierro que dentro de 50 años va a seguir siendo un plato de hierro. Los explosivos pierden con el tiempo su capacidad de explotar, o de producir el efecto que producen. Partiendo de ese hecho y del hecho de saber que ambos bandos tienen depósitos de cohetes listos para cualquier conflicto, no es TAN loco pensar que al Hamás (que le cuesta un huevo contrabandear todos los armamentos que meten desde Egipto) no van a tirar 4 toneladas de misiles a la basura solo porque no tuvieron una buena excusa para usarlos y se les vencieron. No señor. Es como cuando te sobran fideos de anoche: los gratinás y los comés al día siguiente, pero no los tirás.

Esta mini guerra que ya lleva más de una semana, pudo ser la excusa perfecta para “sacar provecho” a unos 2000 misiles que se vencen el 31(?)

Y sabés por qué? Porque hace rato que la cosa estaba tranquila. Y todos sabemos, hasta los mismísimos palestinos, que con una ráfaga de cohetes en una semana no van a lograr… lo que sea que quieran estar logrando. Porque ese es otro tema: ¿qué carajo quieren los palestinos de Gaza? Hago un paréntesis para los que no siguen de cerca el tema: Los palestinos viven en dos lugares desconectados físicamente entre sí: Gaza y Cisjordania. Y son tan organizados que en Cisjordania gobierna el partido de Abu Mazen, y en Gaza gobierna el extremismo de Hamás. No les alcanza con No-ser un país, que actúan como si (no) fuesen dos. Y los más gracioso(?) es que si dijeses que en Cisjordania (territorio del cual no salió ni un solo misil) están tranquilos porque ya tienen su independencia, y que en Gaza reaccionan así porque quieren expulsar al invasor israelí, todavía. Pero es justamente al reves! En Gaza Israel ya se retiró hace como 5 años, y en Cisjordania todavía no.

Entonces… Hamás, que ya tiene un mini país libre de presencia israelí, tiene un vecino árabe como Egipto y la histórica oportunidad de probarle al mundo que tanta guerra fue para conseguir un país y que cuando lo tuviesen empezarían a construir un país serio, pacífico, prolífico como… no sé… Belice(?), en vez de hacer eso, va y se organiza para seguir avanzando en los bombardeos y llegar cada vez más lejos, atacando civiles a ciegas (nunca tienen idea de donde caen los cohetes, que en su mayoría caen en cualquier descampado), provocando la reacción siempre desproporcionada del ejército israelí y volcando la opinión pública israelí en su contra, y generando más odio, y logrando que lentamente aquellos que eran de izquierda se corran hacia el centro y aquellos moderados del centro pierdan la paciencia y empiecen a gritar “mátenlos a todos de una vez”.

No hay otra explicación. Y más cuando curiosamente se acercan elecciones. Hamás quiere guerra. Se aburren y quieren su guerra santa en la que están obligados a matar a todo aquel que no abrace la fé musulmana. Es una religión que atrasa. Así como los católicos quemaban vivos a los que no profesaban su fe en 1492, hace 500 años. El Islam tiene que evolucionar y a nosotros nos toca la difícil tarea de sobrevivir en su vecindario mientras pasan los 500 años rigurosos en los que las religiones entienden (por las buenas o por las malas) que no se puede ser el dueño de la verdad.

Ahora que se les acabaron los cohetes y que Israel les derrumbó 1500 túneles y centros de activismo terrorista, vuelven a empezar. Primero el silencio por unos cuantos meses, mientras empiezan a construir cohetes que con seguridad serán disparados en el próximo conflicto, cuando la etiqueta de “best use before: 31-Dec-2015″. Así que vayan preparándose para esa fecha.

Misiles en Tel Aviv y Jerusalem

Cayeron misiles (raquetas las llaman acá) en Tel Aviv. Cayó uno en Jerusalem. La ciudad que los palestinos dicen pretender por ser la más sagrada de su religión, fue bombardeada asquerosamente. Y con eso creo que casi digo todo. Pero hay que ser muy caradura para bombardear a ciegas, cayendo sobre civiles en forma totalmente indiscriminada y que el mundo entero mire para el costado.

El mundo entero sigue haciéndose eco de los pobres palestinos, pero cuando traen una mala nota del colegio, se la hacen firmar a un tío.

Al caer el primer misil en Tel Aviv, a un par de horas de festejar un cumpleaños, nos planteábamos si suspenderlo o no. La gente estaba con cagazo, obvio, porque a diferencia de los que contaba el el post anterior en Ashdod, que ya están acostumbrados(?), en Tel Aviv es la primera vez que sienten algo así. Y -por si no lo sabían- el terrorismo no busca ganar una guerra matando a todos. Eso está claro. Con esos misiles que hacen un agujero de 10 metros de diametro, lo quebuscan es paralizarte, es que tengas miedo, es interrumpir tu vida, es lograr que quieras “irte a la mierda de ahí” como si tuvieses un vecino que toca la batería a las 3 de la mañana. Entonces el dilema es “suspendemos el cumpleaños o no?” Por un lado no querés que te caiga un cohete en la cabeza. Pero por el otro, si los palestinos ven que la gente se paraliza y que Tel Aviv está desierto al primer cohete, van a entender que ese es el camino. Y van a seguir. Es como cuando tenés un compañero de grado al que apodan “gordo” y se enoja. Mientras más se enoje, más se lo van a seguir diciendo. Pero cuando el gordo (perdón, el rellenito) haga caso a lo que le dicen sus padres y no les de más bola, y se mastique la bronca solito, entonces los otros van a tener que buscarse otra diversión. Lo van a dejar de llamar gordo. No se si se harán amigos, pero al menos ESO lo van a dejar de hacer. Esto es lo mismo: si vos hacés la vida normal, entonces no van a seguir. Te lo garantizo. Van a buscar otro método de terror (y conociéndolos, no va a ser una alegría, porque puede ser secuestrar soldados, o judíos en el exterior, o envenenar los pozos de agua).

Pero suspendimos el cumpleaños. Porque si algo nos diferencia de los palestinos que son capaces de ponerse un explosivo en el cinturón, es que nosotros le damos valor a la vida que nos fue otorgada. Y lamentablemente, mientras el consorcio no intevenga, el vecino va a seguir tocándonos la batería todas las noches a las 3 de la mañana.

 

Rutina

Parece increíble cuando un amigo argentino (porque de un israelí nativo se podría esperar más fácilmente) que te diga que ya se acostumbró a las sirenas, a correr en calzones al refugio y a ver este tipo de cosas en una ciudad como Ashdod.